¿Un futuro sin petróleo? | Ecología | DW | 06.12.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ecología

¿Un futuro sin petróleo?

Conflicto de intereses complica la situación mediambiental de los países petroleros. Por un lado, las consecuencias del cambio climático serán desoladoras, por otro, estos países se niegan a dejar de explotar petróleo.

Activistas de Indyact desplegan sus mensajes.

Activistas de "Indyact" desplegan sus mensajes.

El Foro Árabe para Medio Ambiente y Desarrollo (AFED) es una ONG en la que científicos, sociedad civil, gobernantes y medios de comunicación intentan buscar una solución a los problemas medioambientales del mundo árabe. A falta de pocos días para la Cumbre del Clima en Copenhague, el AFED presentó en Beirut el primer informe sobre las consecuencias del calentamiento global en estos países, con unos resultados alarmantes.

Plakat Konferenz Klimawandel Arabien

El AFED celebró una conferencia en Beirut.

Los países de Oriente Próximo y África del norte pertenecen a las regiones del mundo que sufrirán peores consecuencias del cambio climático. El informe deja muy claro que los países árabes están mal preparados para enfrentar el problema.

“Las consecuencias del cambio climático para el sector del agua, la producción de alimentos, el turismo, la marina y la biodiversidad árabe serán fatales”, explicó Najib Saab, director del AFED.

Falta acción

Mohammed El-Raey, profesor de la Universidad de Alejandría, ha participado en la elaboración del estudio, centrándose en el efecto del calentamiento global en el litoral. En especial, la densamente poblada región del Delta del Nilo sufrirá dramáticas consecuencias a causa del aumento del nivel del mar. El científico egipcio estima que más del 12 por ciento de las áreas agrarias fértiles están en peligro.

“El Delta del Nilo se encuentra por debajo del nivel del mar y seguirá hundiéndose. Por desgracia, no estamos preparados para frenar este proceso. No llevamos a cabo investigaciónes regularmente, no tenemos gente cualificada, no recopilamos datos y no tenemos instituciones competentes para ello”, dijo el científico egipcio.

Actualmente, los países de Oriente Próximo y del norte de África importan alrededor del 50% de sus comestibles. En las próximas décadas se espera que la producción de alimentos decaiga aún más - hasta el 50% pronostica la AFED.

En el año 2007, el ministro de Medio Ambiente árabe prometió desarrollar planes regionales contra las consecuencias del cambio climático y en algunos países como Túnez, Marruecos o Algeria hay ya proyectos listos para aprovechar la energía solar y eólica para la obtención de energía eléctrica. Sin embargo, esos ejemplos no esconden que los gobernantes árabes no se han preocupado hasta ahora en preparar a sus países para las consecuencias del calentamiento global.

El petróleo importa más que el calentamiento

Wael Hmaidan

Wael Hmaidan, activista de la ONG árabe "Indyact".

El fracaso de la política medioambiental reside en el afán de mantener, a toda costa, el comercio de petróleo. Eso es lo que ha mostrado una encuesta llevada a cabo por la PARC, empresa asociada al Instituto Gallup, a demanda del AFED.

“Lo más importante que hemos descubierto es que los árabes no desconocen en absoluto las consecuencias del calentamiento global. El 95 por ciento de los encuestados declara estár informado sobre este fenómeno. A la pregunta de si el calentamiento global representa un peligro para su país, el 93% responde que sí. Preguntamos también si pensaban que el Gobierno de turno hace lo suficiente para prevenir los estos efectos y sólo el 30% opinó que su Gobierno ha tomado medidas eficientes. Esta encuesta nos ayudará a saber cuáles son los puntos débiles en la conciencia medioambietal y a ejercer presión sobre el Gobierno”, explicó Najib Saab.

“El petróleo no se puede beber”

OPEC Aussenansicht des Hauptquartiers der Organisation Erdöl exportierender Länder

Los principales exportadores de petróleo sufriran graves consecuencias del calentamiento global.

El estudio no refleja la posición de los países árabes respecto a la Cumbre del Clima de Copenhague. La posición de la Liga Árabe está determinada por los intereses de los países exportadores de petróleo. Así, las ONG critican ante todo la posición política de Arabia Saudí. En la conferecia de Beirut, los activistas de la organización “Indyact” exteriorizaron su crítica a través de pancartas con los mensajes “El petróleo no se puede beber” o “Los árabes somos más que petróleo”.

“Algunos países exportadores de petróleo, en especial Arabia Saudí, consideran la lucha contra las consecuencias del cambio climático como una amenaza al comercio del petróleo. Por esa razón intentan poner obstáculos a las negociaciones. Opinan que el descalabro al comercio de petróleo debe ser compensado y se posicionan en contra de frenar la producción de carburantes”, explicó Wael Hmaidam, uno de los activistas.

Ningún representante de Arabia Saudí estuvo presente en Beirut. Majid al-Mansuri, presidente del departamento medioambiental de Abu Dhabi respondió diplomáticamente a las críticas de “Indyact”: “Incluso entre los países exportadores de petróleo hay diferencia de opiniones. Eso depende de la política de cada país. Yo pienso que como bloque árabe dentro de la OPEC y del G 77 deberíamos tener un peso importante porque serémos especialmente perjudicados por las consecuencias del cambio climático. De todas formas, no creo que en Copenhague se consigan logros importantes.”

Tampoco los mayores productores de petróleo en América Latina, México, Venezuela, Ecuador, Brasil y Colombia están libres de los daños que dicho producto natural le causan al medio ambiente. Por ello en varios países se impulsa el desarrollo de carburantes alternativos, sobre todo vegetales. Aunque éstos tampoco están libres de problemas y críticas.

Autora: Mona Naggar / Ana Sánchez

Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda