Instituto Goethe, amenazado por planes de recortes | Cultura | DW | 03.06.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cultura

Instituto Goethe, amenazado por planes de recortes

El Instituto Goethe, considerado el buque insignia de la política cultural de Alemania, se ve amenazado por una fuerte ola de recortes presupuestarios que será acordada este fin de semana por el gobierno alemán.

Klaus-Dieter Lehmann, presidente del Goethe-Institut. (Foto de archivo)

Klaus-Dieter Lehmann, presidente del Goethe-Institut. (Foto de archivo)

El ministerio alemán de Asuntos Exteriores, que deberá ahorrar este año unos 30 millones de euros, recortará diez millones de los fondos destinados al Goethe y, lo que es peor, aspira a congelar hasta 2014 los gastos administrativos al nivel de 2009.

Los recortes restringirían seriamente las actividades del instituto, lo que ha hecho saltar las alarmas entre los expertos de cultura en el Parlamento alemán.

"En otro lado gastamos dinero hasta el hartazgo. En el caso del Instituto Goethe, los recortes tienen la dimensión de un puente de autopista, sería una verdadera tontería imponerlos", opinó en declaraciones a la agencia de noticias DPA el presidente de la subcomisión de política cultural al exterior del Parlamento, Peter Gauweiler.

Los planes del ministerio afectan de lleno al instituto, que acaba de recuperarse de una seria crisis. Estuvo al borde de la ruina en 2006 y sólo logró superarla a través de una estricta reforma estructural y drásticos ahorros en la central en Múnich.

Desde entonces, la entidad recibe los fondos del Estado en bloque y puede administrar por cuenta propia y fijar prioridades.

Goethe Institut Die Macht der Sprache

El poder de la palabra.

"Somos conscientes de que cada uno tiene que contribuir para ahorrar", dijo la presidenta de la comisión de cultura del Parlamento, Monika Grütters. "Pero tampoco tenemos que arriesgar en tiempos duros los logros conseguidos con mucho esfuerzo". Los diputados se sienten especialmente irritados por el hecho de que no fueron consultados. La subsecretaria de Relaciones Exteriores, la liberal Cornelia Pieper, informó al Parlamento a puerta cerrada después de que el Instituto Goethe recibiera una notificación por carta.

Decisión pendiente

El instituto, por su parte, se mantiene cauto y prefiere no echar más leña al fuego, según trascendió de fuentes de la entidad. Sin embargo, el presidente Klaus-Dieter Lehmann se refirió en una de las pocas entrevistas otorgadas a los "instrumentos de tortura" del ministerio de Exteriores.

"Esta no puede ser la última palabra. No queremos ser degradados a la categoría de porteros de nuestras propias dependencias", se quejó el directivo.

El ministerio, a su turno, aclara que se trata de planes y hace hincapié en que aún no han concluido las conversaciones presupuestarias.

El "Goethe" puede lucir sus logros de los últimos años: entre 2006 y 2009 recortó en 25 por ciento los costos de personal y aumentó los fondos para los programas culturales de una cuarta a una tercera parte del presupuesto.

Deutschland Kultur Goethe Institut Zentrale in München

Central en Múnich.

El año pasado fue el más exitoso en los casi 60 de vida de la institución, con 228 millones de euros de fondos públicos e ingresos propios de 106 millones de euros.

Con la apertura de nuevas dependencias en Rusia, África y Asia, esta entidad encargada de promocionar la lengua, la cultura, la música y el arte de Alemania cuenta ahora con 150 institutos en 84 países.

Asimismo fomenta el aprendizaje del alemán a través de cooperaciones entabladas desde 2008 con casi 500 colegios en todo el mundo. Para el Mundial de fútbol tiene planeada una programación especial. dpa

Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda