El cambio climático estaría detrás de las inundaciones de Alemania y Bélgica | Ciencia y Ecología | DW | 24.08.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Crisis climática

El cambio climático estaría detrás de las inundaciones de Alemania y Bélgica

Un nuevo estudio internacinal sugiere que la crisis climática aumentó entre un 3 y un 19% la cantidad de lluvia diaria. El episodio registrado en Europa rompió los récords de precipitaciones registradas históricamente.

El calentamiento global aumentó la probabilidad y la intensidad de las inundaciones que devastaron Alemania y Bélgica en julio pasado, evento que dejó más de 200 muertos y miles de millones de euros en daños, según un estudio publicado el martes (24.08.2021).

La aparición de un fenómeno tan extremo en estas regiones ha sido hasta nueve veces más probable debido al calentamiento inducido por la actividad humana, con al menos 20% más de probabilidad. El cambio climático también ha "aumentado la cantidad de lluvia durante un día entre un 3% y un 19%", según científicos de World Weather Attribution (WWA), que agrupa a expertos de varios institutos de investigación de todo el mundo.

Este es el segundo estudio que apunta claramente al calentamiento en los desastres naturales, que se han multiplicado este verano. La WWA ya había calculado anteriormente que la "cúpula de calor" que asfixió a Canadá y el oeste de Estados Unidos a fines de junio habría sido "casi imposible" sin los efectos del cambio climático.

A principios de agosto, los expertos en clima de la ONU (IPCC) también alertaron de la situación en un informe que ponía de manifiesto un calentamiento global todavía más rápido y más fuerte de lo que se temía, lo que amenazaba a la humanidad con desastres "sin precedentes".

Ver el video 04:42

Grecia: la catástrofe del fuego

La emergencia climática, un tema de debate en Alemania

Los efectos devastadores (sequías, incendios o inundaciones) de la crisis climática se vuelven más recurrentes en todo el mundo. El 14 y 15 de julio, las fuertes inundaciones causadas por lluvias torrenciales mataron al menos a 190 personas en Alemania y a 38 en Bélgica.

Alemania tendrá que destinar 30.000 millones de euros a la reconstrucción de zonas siniestradas. La catástrofe ha colocado el tema de la emergencia climática en el centro del debate público a pocas semanas de las elecciones decisivas para la sucesión de la canciller Angela Merkel, que se llevarán a cabo a finales de septiembre.

Los expertos no tienen dudas

Para los 39 científicos internacionales reunidos en el WWA, no hay duda: "El cambio climático ha aumentado la probabilidad, pero también la intensidad" de los acontecimientos de julio, subrayó en una presentación virtual Frank Kreienkamp, del servicio meteorológico alemán y quien condujo el estudio.

El episodio "rompió ampliamente los récords de precipitaciones registradas históricamente" en las áreas afectadas, dicen los investigadores. La multiplicación de las precipitaciones es una consecuencia del calentamiento, ya que un fenómeno físico hace aumentar la humedad de la atmósfera en aproximadamente un 7% por cada grado adicional.

Los investigadores advierten que estos fenómenos ocurrirán con mayor frecuencia. Por eso, es "importante saber cómo reducimos la vulnerabilidad a estos episodios y sus impactos", subrayó uno de los autores, Maarten van Aalst, director del Centro de Clima de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Porque "lamentablemente, la gente suele estar preparada... pero para el desastre anterior".

JU (afp, dpa, ap)

DW recomienda