Annalena Baerbock: ¿una sucesora verde para Angela Merkel? | Alemania | DW | 19.04.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Annalena Baerbock: ¿una sucesora verde para Angela Merkel?

De la nueva candidata de Los Verdes alemanes a canciller se dice que es dura, talentosa y muy ambiciosa.

Annalena Baerbock acaba de ser nombrada candidata a canciller de Alemania por el partido de Los Verdes, un anuncio que se hizo en rueda de prensa poniendo énfasis en la unanimidad de la decisión tomada con el otro colíder del partido ecologista, Robert Habeck. Es la primera vez que el partido designa un candidato o candidata a canciller de cara a las elecciones generales, que se celebrarán el próximo mes de septiembre.

"Hoy quiero ofrecer algo a toda la sociedad: una invitación para liderar nuestro diverso, fuerte y rico país hacia un buen futuro”, dijo la política.

El ascenso político de Baerbock ha sido vertiginoso. La política de 40 años empezó a cobrar protagonismo en una conferencia de la formación ecologista a principios de 2018. Con una chaqueta de cuero negra, Baerbock, que entonces era una política regional poco conocida del estado oriental de Brandenburgo, se subió al estrado sorprendida de que los delegados de su partido la hubieran convertido en una de los dos jefes de Los Verdes.

Los ecologistas ya tenían una estrella política: el (relativamente) joven y carismático Robert Habeck, de quien ya se destacaba su potencial como canciller.

Pero desde que ascendió a lo más alto de su partida, Baerbock no ha bajado el ritmo. Al contrario. La política ha seguido profundizando en su perfil político y proyectándose como experta en cómo hacer frente al cambio climático.

Tampoco se ha alejado de los asuntos espinosos de política exterior. Ha hablado claramente sobre la amenaza del populismo de extrema derecha y la xenofobia. Así que, cuando el partido se volvió a reunir en el invierno boreal de 2019, Baerbock logró el apoyo masivo de los delegados con un 97% de los votos, más que su compañero, que recibió el 90% de los apoyos.

Deutschland Kanzlerkandidat der GRÜNEN

Robert Habeck y Annalena Baerbock.

Baerbock siempre ha sido ambiciosa. Nacida en 1980 en el pequeño pueblo de Pattensen, en Baja Sajonia, en su juventud era atleta y quedó en tercer lugar en el campeonato nacional de salto de trampolín. Con 16 años se fue a un curso de intercambio a Estados Unidos. Estudió Derecho en Hannover para luego especializarse en Derecho Internacional en la London School of Economics. Por eso no tiene problemas en dar entrevistas en un fluido inglés, algo que no es precisamente común entre los políticos alemanes, ni siquiera el día de hoy.

Desde que se convirtió en colíder de Los Verdes, la formación ecologista se ha mantenido por el 20% en los sondeos nacionales de intención de voto. Además, logró buenos resultados en las elecciones europeas, así como en los comicios regionales de varios estados alemanes.

Pero no todo es un camino de rosas, pues Los Verdes todavía lo tienen difícil en los estados del Este del país. A su favor juega, no obstante, que la política y su familia (está casada y tiene dos hijos) vive desde hace mucho en la ciudad oriental de Potsdam, a unos 30 kilómetros de Berlín.

Abandono de los combustibles fósiles y límites de velocidad en las autopistas

Tanto Baerbock como Habeck tienen pocos reparos para mantener conversaciones con miembros de otros partidos, incluyendo a conservadores. Y se especula sobre la posibilidad de una coalición entre Los Verdes y los cristianodemócratas de la CDU/CSU tras las elecciones de septiembre de 2021.

Pero Baerbock ha trabajado duro para dar forma a una plataforma de partido bien diferenciada de las políticas del bloque conservador. Quiere, por ejemplo, que Alemania abandone el carbón mucho antes de lo que está planeado hasta ahora (en 2038). También pide un límite de velocidad de 130 kilómetros por hora en las autopistas. Y se opone a un aumento del gasto en defensa.

Ver el video 01:35

Sucesión de Merkel abre lucha de poder

Todo eso pone en evidencia que cualquier posible acuerdo entre Los Verdes de Baerbock y los conservadores podría ser muy volátil.

En su programa electoral, publicado recientemente, Los Verdes no han declarado tener preferencia por gobernar en coalición con los socialdemócratas, como sí ha ocurrido en el pasado. En cualquier caso, una alianza entre ecologistas y conservadores requeriría igualmente de la participación de un tercer partido, que tendría que ser o bien el liberal FDP o La Izquierda.

(eal/ers)

DW recomienda