1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

DW Akademie

"Exigimos la democratización de la palabra"

Los medios comunitarios en Ecuador exigen la redistribución de frecuencias, en cumplimiento de la ley de comunicación. El país está en plena campaña electoral. Los candidatos de oposición prometen derogar esa ley.

José Miguel Jaramillo, S.J., Presidente de CORAPE (Foto: CORAPE)

José Miguel Jaramillo, S.J., Presidente de CORAPE

La Ley Orgánica de Comunicación de 2013 prevé la distribución equitativa de las frecuencias de radio y television en Ecuador: 33 por ciento para los medios públicos y privados respectivamente y un 34 por ciento para los medios comunitarios. En abril de 2016 se convocó el Primer Concurso Nacional público para adjudicar frecuencias de radio y televisión. Sin embargo, hasta la fecha no se han dado a conocer los resultados del concurso. Y en medio de la campaña electoral, los candidatos presidenciales de oposición prometen derogar la Ley Orgánica de Comunicación (LOC) y suspender el actual concurso de frecuencias. ¿Qué significaría esto para los medios comunitarios en Ecuador? Mirjam Gehrke, encargada de los proyectos de fomento de medios en Ecuador, habló al respecto con José Miguel Jaramillo, S.J. Presidente de la Coordinadora de Medios Populares y Educativos del Ecuador (CORAPE).

Pregunta: ¿Qué esperan los medios comunitarios, y los que aspiran a consolidarse como tales, del actual concurso de frecuencias?

Respuesta:  Los comunicadores comunitarios del Ecuador esperamos que el actual escenario legal nos permita avanzar de manera efectiva en el reconocimiento y ejercicio del derecho a la comunicación, el ejercicio democrático de la palabra en el escenario público de la sociedad. Para ello necesitamos de medios que respondan no sólo a los negocios, sino a este derecho a la comunicación: de medios comunitarios.

P: ¿Cuántas frecuencias fueron solicitadas para medios comunitarios?

R: En el Concurso de Frecuencias se pusieron a disposición 1486 frecuencias de concesiones que se hallan vencidas, revertidas y unas pocas nuevas. De esas, ARCOTEL informó que recibieron 218 solicitudes para radio (14 AM y 204 FM) y 50 para TV abierta. Estas 268 solicitudes representan el 32,1 por ciento de las 834 presentadas mediante proyectos. Sin embargo, en la primera notificación sólo fueron aprobados 136 proyectos comunitarios para pasar a la fase definitiva del concurso en la que el CORDICOM calificará los proyectos comunicacionales y determinará quién será el beneficiario de la nueva concesión. Las restantes solicitudes están en proceso de impugnación y revisión.

Representantes de las radios afiliadas a CORAPE solicitan una frecuencia como medio comunitario en el Concurso de Frecuencias. (Foto. CORAPE)

Representantes de las radios afiliadas a CORAPE solicitan una frecuencia como medio comunitario en el Concurso de Frecuencias.

P: Hasta la fecha no se ha adjudicado ninguna frecuencia. ¿A qué se debe esta demora?

R: La complejidad del mismo Concurso y la presión de grupos de interés son una pesada carga para quienes están al frente del proceso. Además, deliberadamente o no, pero sí desafortunadamente, este Concurso coincidió con el periodo electoral y eso le ha añadido más presión mediática. La gran cantidad de solicitudes que fueron descalificadas ha hecho que ARCOTEL extienda por 30 días más, a partir del 20 de enero, el tiempo para dar respuesta a las impugnaciones recibidas. Esto es esencial, porque si no hay la debida atención a las impugnaciones de las descalificaciones y CORDICOM determina a quién debe concesionarse la frecuencia, en base al proyecto comunicacional, no se garantiza la igualdad de oportunidades para todos los solicitantes. Entre los impugnantes están cerca del 50 por ciento de las solicitudes de medios comunitarios y otro tanto de las solicitudes para medios privados.

P: ¿Considera Ud. realista, que los medios comunitarios cubran algún día el 34 por ciento de las frecuencias de radio y televisión en Ecuador?

R:  Siendo muy optimistas y asumiendo que las solicitudes descalificadas pasasen el proceso de impugnación y que sus proyectos comunicacionales sean todos determinantes para recibir las concesiones, estaríamos avanzando de un 3,7 por ciento actual al 12 por ciento, según cálculos del mismo ARCOTEL. Actualmente, el 71,4 por ciento de las frecuencias son privadas y el 24,9 por ciento son públicas. En ese sentido, creo que es realista esperar un significativo avance en este primer Concurso Nacional de Frecuencias. Y esperamos que, a medida que otras frecuencias privadas se vayan venciendo y sean puestas a concurso tengamos nuevas oportunidades para obtener frecuencias comunitarias.

Las comunidades indígenas, como los Waorani, tienen derecho a gestionar medios de comunicación propios y a transmitir en sus idiomas nativos. (Foto: AP)

Las comunidades indígenas, como los Waorani, tienen derecho a gestionar medios de comunicación propios y a transmitir en sus idiomas nativos.

P: En la campaña electoral se han escuchado muchas voces que exigen cancelar el concurso, ya que lo tildan de corrupto. Igualmente, muchos de los candidatos a la Presidencia han anunciado que, de ser elegidos, derogarían la Ley de Comunicación. ¿Qué puede significar esto para los medios comunitarios?

R: Que la lucha por el derecho a la comunicación continúa: no basta con haber logrado la LOC, hay que asegurar su cumplimiento. Si se cambiara la Ley, mantendremos nuestra presión e incidencia para que en la nueva se respeten nuestros derechos, porque los medios comunitarios gozamos de la cercanía y respaldo de la población y luchamos con ella por el derecho a la comunicación. En contraste, históricamente los medios de comunicación privados han gozado del cuidado y protección de políticos y generadores de opinión a su servicio. Por eso, en este periodo electoral, los ataques al Concurso para desprestigiarlo y anularlo se han incrementado, sobre todo ante la posibilidad real de perder frecuencias “históricas” de medios privados que podrían pasar a manos de comunitarios. Eso ha llevado incluso a que seis de los ocho candidatos ofrezcan derogar la LOC y uno reformarla. En todos los

casos, está implícita la defensa del “santo derecho a los negocios” en detrimento del derecho a la comunicación de los pueblos y revela también el compromiso de los candidatos con quienes los sostienen y promueven.

P: ¿Cuál es la posición de CORAPE en este debate?

R: Sin redistribución de frecuencias no hay democratización de la palabra en el Ecuador; sin la LOC no hay posibilidad de avanzar en la promoción y protección del derecho a la comunicación. Es tiempo de respetar la Constitución que, en concordancia con la garantía de derechos, ordenó la redistribución del espectro radioeléctrico en beneficio de toda la población y que protege el derecho a hacer negocios con la comunicación: siempre y cuando se haga de acuerdo a la LOC, es decir, dentro del 33% de frecuencias que les corresponde y cumpliendo con las exigencias de eticidad y profesionalismo que la Ley tipifica como mínimos para todos los comunicadores.

P: ¿A qué sectores de la sociedad representan los medios comunitarios en Ecuador?

R: A múltiples sectores: campesinos, jóvenes, colectivos diversos, sectores religiosos, pueblos y nacionalidades indígenas, militantes sociales,… agrupados en torno a la convicción de ejercer su derecho a participar de la conversación pública sobre cómo queremos vivir en sociedad y sobre cómo el Estado debe actuar para facilitar, promover y garantizar ese Buen Vivir.

DW Akademie apoya a CORAPE para que se consolide como centro de competencias para la comunicación comunitaria en Ecuador, con el objetivo de brindar asesoría, formación y capacitación tanto a los medios como a los comunicadores comunitarios, además de representar los intereses del sector frente las instituciones políticas del Estado.

DW recomienda

Enlaces externos