De Facto: la actualidad de la semana en Europa | De Facto | DW | 02.12.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

De Facto

De Facto: la actualidad de la semana en Europa

Terrorismo de extrema derecha en Alemania, crisis que perdura y genera una nueva huelga general -esta vez en Gran Bretaña- y duras sanciones contra Irán: De Facto repasa la actualidad europea de los pasados siete días.

default

I Terrorismo neonazi

Siete días que han estado, de nuevo, muy dominados en el Viejo Continente por la economía, pero que en Alemania se centraron también en el desarrollo de las pesquisas en torno al grupo terrorista de extrema derecha que durante una década cometió crímenes en el país –entre ellos diez asesinatos- sin que ninguna autoridad se percatara de su trasfondo neonazi.

Esta semana se produjo una nueva detención: la de un hombre de 36 años, al que se le acusa de haber colaborado con los terroristas y que formó parte de la cúpula del Partido Nacionaldemocrático de Alemania, NPD por sus siglas en alemán. Esto le da opciones a la prohibición del partido ultraderechista, opinan políticos como el democratacristiano Wolfgang Bosbach:

“No basta con que una formación haga manifestaciones anticonstitucionales, tiene que proceder activamente contra el régimen democrático. Pero si se demuestra que el NPD está relacionado con la escena neonazi y además con una serie de asesinatos, aumentan las posibilidades de que un proceso de prohibición tenga éxito.”

Un proceso que se prevé, sin embargo, largo; como larga está siendo la crisis en Europa.

II Crisis y protestas en Europa

El miércoles se reunían en Bruselas por enésima vez los ministros de Finanzas de la Unión Europea para hablar sobre ella. Tras más de dos años y con otra recesión en el horizonte comunitario, un final sigue sin distinguirse y el tiempo apremia, reconocía el comisario europeo de Asuntos Monetarios, Olli Rehn:

“Los próximos diez días van a ser críticos. La Unión Europea debe aprobar una solución a la crisis, que actúe en dos frentes: por un lado, tenemos que asegurarnos de que disponemos de fondos suficientes para reaccionar a las turbulencias del mercado financiero y, a la vez, reforzar la armonización de nuestras políticas económicas”.

El primer frente al que se refería Rehn tiene que ver con al mecanismo de rescate del euro y el modo de dotarlo de capital para el caso de que una economía grande –ya sea la española o la italiana- pudiera verse obligada a pedir ayuda. El otro campo de batalla, la armonización de las políticas económicas, abre un debate en el seno de la UE acerca de la importancia que se le ha de conceder a la estabilidad y a una inflación baja. Los alemanes son defensores conocidos de la disciplina. Pero también el ministro de Finanzas holandés, Jan Kees de Jager, se pronunció en esa dirección:

“La falta de disciplina presupuestaria y de reformas económicas nos han llevado a esta crisis, por eso hay que emplearse a fondo en combatirlas”.

Combatirlas a fondo está significando para muchos países europeos recortar, casi siempre en las prestaciones sociales. Destinar menos dinero a sanidad y educación. Aumentar la edad de jubilación. Flexibilizar el mercado laboral. Rebajar el salario de los funcionarios. Muchos europeos no están de acuerdo con el análisis que se hace en Bruselas del camino que ha llevado a la presente crisis. Si la semana pasada fue Portugal, ésta ha sido Gran Bretaña donde se vivió una jornada de huelga general. Dave Prentice, líder del principal sindicato del Reino Unido, UNISON, describía así los motivos que llevaban a los británicos a la calle:

“Aguantaron la pérdida de empleos, aguantaron las privatizaciones y la escalada de la inflación. Ahora nos recortan las pensiones y se han dado cuenta de que ha llegado el momento de decir basta”.

III Sanciones de la UE contra Irán

La falta de resultados de las políticas aplicadas hasta el momento engrosa el descontento. El éxito de “Merkozy”, el dúo formado por la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, es mesurado. Junto al colapso financiero, un aumento de la conflictividad social amenaza a Europa. Pero los líderes del continente tuvieron que dedicar atención también a otros asuntos. Cathrine Asthon, jefa de la diplomacia comunitaria:

“El Consejo Europeo está indignado ante el ataque a la embajada británica en Teherán. El Consejo lamenta además la decisión de expulsar al embajador británico de Irán. El Consejo entiende este proceder contra el Reino Unido como un proceder contra el conjunto de la Unión Europea”.

El jueves aprobó la UE un endurecimiento de las sanciones contra Irán. 180 personas y compañías del país han sido incluidas en una lista negra, aunque los ministros de Exteriores europeos se apresuraron a asegurar que el aumento de la presión no está relacionado con el asalto a la embajada británica, sino con un informe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica.

Autor: Luna Bolívar

Editor: José Ospina Valencia

Enlaces externos

Audios y videos sobre el tema