UE-Mercosur: un acuerdo en el limbo | Economía | DW | 20.10.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

UE-Mercosur: un acuerdo en el limbo

Delegados de la Unión Europea y Mercosur se reunirán el mes que viene en Rio de Janeiro, Brasil. No hay nada, en el entorno previo al encuentro, que permita vislumbrar prontos avances hacia un acuerdo bilateral.

El presidente de Brasil será anfitrión del encuentro.

El presidente de Brasil será anfitrión del encuentro.

Pese a que representantes de la Unión Europea y el Mercosur se reunirán el próximo mes en Rio de Janeiro, en el futuro cercano no habrá avances sustanciales en las negociaciones bilaterales para un acuerdo de libre comercio entre ambos bloques. La principal causa --explica Peter Power, vocero del Comisario Europeo de Asuntos Comerciales, Peter Mandelson-- es que tanto Europa como otros bloques están concentrados en sacar adelante la Ronda de Doha, que se encuentra suspendida desde el pasado 27 de julio por acuerdo del Consejo General de la Organización Mundial de Comercio.

Treffen EU und Mercosur in Portugal

Aspecto de la reunión anterior, celebrada en Lisboa.

No hay para cuándo

En cuanto a la Unión Europea y Mercosur, Power manifiesta que "ambas partes están totalmente comprometidas a sacar adelante el acuerdo bilateral Unión Europea-Mercosur, y haremos todos los esfuerzos que sean posibles para sacar una resolución y avanzar en las negociaciones que ya llevan seis años". Sin embargo, admitió que no hay un cronograma preciso para los avances en el acuerdo bilateral.

El vocero europeo considera que no puede compararse al proceso de acuerdo entre la UE y Mercosur con otros que, aparentemente, arrancan con mayor velocidad. Tal es el caso de las negociaciones que recientemente lanzó la comunidad europea para un acuerdo con la India. Afirmó que, además de la falta de avances en el proceso multilateral, no existe ninguna otra causa específica de tipo comercial o arancelario que sea responsable del aparente estancamiento en el trato con Mercosur.

"Es un hecho que el acuerdo con Mercosur está tomando mucho tiempo", dice Power a DW WORLD. "Son negociaciones complicadas, pero es un hecho que tenemos al mismo tiempo discusiones multilaterales. El proceso multilateral de la Ronda de Doha es intrínsecamente extenso, y tanto la Unión Europea como Mercosur están comprometidos con él. Como dije, el propio proceso multilateral está en suspenso en este momento. Estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para que después de las elecciones legislativas en Estados Unidos haya algún tipo de movimiento en este sentido".

EU Indien Treffen in Finnland

Apenas el pasado 13 de octubre, la Unión Europea lanzó sus negociaciones con la India.

Todo depende de Doha

Detrás de todo ello hay una percepción relevante. En la Unión Europea se contempla y se teme a la posibilidad de que la Ronda de Doha fracase, o bien, que sea rebasada por coyunturas políticas como la de las elecciones estadounidenses. Peter Power afirma, en este sentido, que "si para marzo del año que viene no hay movimientos sustanciales en Doha, el proceso podría quedar suspendido por varios años. Esto puede cambiar el panorama político y, entonces, Mercosur podría ser visto de manera distinta".

Por tanto, en Europa hay sectores que consideran que la próxima reunión entre la Unión Europea y Mercosur tendrá un carácter puramente deliberativo, y no arrojará sorpresas ni resultados.

En la mira, las futuras potencias

Esto no impide que Europa tenga grandes expectativas de lograr, y pronto, otros acuerdos comerciales con países que registran crecimientos económicos acelerados.

Peter Power señala: "Tenemos un proyecto muy ambicioso de negociaciones con la India. Es un arreglo que, según está planteado, cubriría 90 por ciento del comercio con ese país, incluyendo todas las áreas, como son servicios e inversiones. Hay interés por ambas partes, pero primero tenemos que lograr que los estados europeos aprueben este acuerdo específico. Pensamos que esto puede lograrse a finales de este año."

Así, y aunque los representantes europeos no lo reconocen de manera abierta, el estancamiento indefinido en la Ronda de Doha determina el curso y la velocidad de acuerdos comerciales que, como el de Mercosur, ya se encontraban en una fase avanzada. Igual de evidente es el hecho de que, con todo y la parálisis de la negociación multilateral de Doha, nada detiene a los acuerdos entre bloques comerciales y las naciones que son vistas como las futuras potencias mundiales.

DW recomienda