Twitter a la bolsa: ¿mejor que Facebook? | Economía | DW | 07.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Twitter a la bolsa: ¿mejor que Facebook?

Pese a los pocos beneficios y las pocas perspectivas de crecimiento, Twitter sale a la bolsa evitando los errores de Facebook.

75.000 millones es la cifra mágica que debería alcanzar Twitter en su salida a la bolsa. 70 millones de acciones a 25 dólares la unidad, con un valor de salida un 25 por ciento mayor a lo previsto cuando Twitter anunció su salida bolsa a mitad de septiembre.

Dirigida por Dirk Costolo, la empresa cuenta actualmentecon 230 millones de usuarios activos, tuiteros que ni siquiera se conectan todos los días. En comparación, más de 1000 millones actualizan su perfil diariamente en Facebook. Pero, pese a la diferencia, Twitter todavía controla su entrada a bolsa sin pérdidas. ¿Una historia de éxito o un fracaso como el de Facebook?

Mercado saturado

En general, la salida a bolsa es positiva y convierte a una empresa de tecnología en una empresa de verdad, aclara Frank Horn, de la asesoría de estrategia digital Kpunktnull. “Yo no compraría acciones de Twitter”, contradice el blogger y periodista económico Holger Schmidt. Las empresas de Internet han caído muchas veces cuesta abajo después de su salida a bolsa y la de Twitter podría ser muy rápida, continúa Schmidt: “Twitter tiene un problema de crecimiento. Muchos de los usuarios clave, los interesados en información, ya están ahí desde hace tiempo”.

The Twitter logo is displayed ahead of the company's IPO on the floor of the New York Stock Exchange, November 6, 2013. Twitter Inc priced its initial public offering above its expected range to raise at least $1.8 billion, in a sign of strong investor demand for the most highly anticipated U.S. public float since Facebook Inc. REUTERS/Brendan McDermid (UNITED STATESBUSINESS - Tags: BUSINESS SCIENCE TECHNOLOGY)

¿Terminará con el hashtag #exito?

En un mercado casi saturado, ya no entran tantos nuevos usuarios como a Twitter le gustaría. Los que entran son, además, más pasivos y tuitean sólo ocasionalmente. Además, en el sector del Messaging, servicios como WhatsApp (350 millones de usuarios) o Lion (280 millones) ya son más populares que Twitter.

Para Schmidt, el único plus es el momento elegido: “Las empresas de Internet están de moda en la bolsa y el precio de las acciones sube desde hace un año”. “Facebook, Google, Amazon o Linked-In están en su punto álgido, y Twitter parece haber elegido muy bien el momento”, continúa el experto.

El cima y el ocaso de la bolsa

Hace dos años, cuando la red de contactos profesionales Linked-In salió a bolsa, sus acciones se vendieron como pan caliente, y a día de hoy su valor se ha quintuplicado. Por su parte, la plataforma de recomendaciones Yelp pasó de los 15 euros iniciales a los 70 euros por acción en la actualidad.

Pero ante estas seductoras historias de éxito que todos quisieran repetir, muchos se quedan en el intento. La aventura termina muchas veces en números rojos: “Muchos inversores no versados participan en salidas emocionales de empresas de Internet” afirma Dirk Müller, autor del libro “Cashkurs”. Y eso, no es ninguna garantía para la estabilidad.

Facebook: Calma tras la tempestad

Ante un volumen de 16.000 millones de dólares, Facebook comenzó en 2012 la aventura bursátil más grande de la historia de Internet. Con un pronóstico por acción de entre 28 y 38 dolares, la salida hizo aguas con la consiguiente pérdida de valor. “En ese momento, Facebook estaba valorada en unos 100.000 millones de dólares y quería conseguir 16.000 más. Twitter está ahora mismo en 14.000 millones y quiere solo 2.000 millones más”, apunta Schmidt. “La diferencia está justificada porque la empresa es más pequeña, obtiene menos beneficios y no tiene pérdidas”.

Tras su salida a bolsa, hubo que esperar un año para la recuperación de las acciones de Facebook hasta los 45 dólares. “Aun así, la prensa coincide en que fue una catástrofe”, aclara Horn. “Aunque también hubo fallos técnicos en la bolsa de tecnología Nasdaq y problemas para los inversores que querían vender rápido. Visto ahora, Facebook salió ganando con su salida a bolsa”.

Para solucionar ese detalle y evitar desastres semejantes, Twitter ha preferido esta vez no salir en el Nasdaq sino en Wallstreet. Si ese cambio merece la pena, con su salida se situaría en la lista de los top 10 de Internet en todo el mundo.

DW recomienda