Gigante petrolero OGX sale de la bolsa | América Latina | DW | 31.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Gigante petrolero OGX sale de la bolsa

La empresa brasileña no logró reesctucturar sus deudas y podría ser protagonista de la bancarrota más cuantiosa en América Latina. Al empresario Eike Batista, otrora multimillonario, se le agotan los recursos.

La petrolera brasileña OGX, del ex-magnate Eike Batista, participó por última vez del índice Bovespa, el principal indicador de la Bolsa de Valores de Sao Paulo, en momentos en que depende de una resolución judicial para no decretar la bancarrota.

Los papeles de la petrolera, que tramita en la Justicia un recurso de recuperación, se despidieron de la Bovespa, la cual integra desde hace cinco años, con el mínimo valor de su historia: 0,13 reales (unos 0,05 dólares).

Durante su pasaje por la Bovespa, la empresa fue, hasta este jueves, la sexta con mayor peso entre las 73 que integran el índice, detrás de Petrobras, Vale, Itaú Unibanco, Bradesco y Banco do Brasil.

A instancias del proceso judicial de recuperación, además de abandonar la Bovespa, la empresa brasileña fue rebajada por las agencias de clasificación de riesgo Fitch, que la bajó de la categoría C para D, y Moody's Investors Service, que la llevó de C para Ca.

Panorama aciago

La calificación C implica que la agencia considera que la empresa tiene poca perspectiva de recuperación.

"Bajo el análisis de diversos escenarios de recuperación, Moody's espera que la recuperación sea inferior a 20 por ciento en el caso de papeles sin garantías de activos reales", explicó un especialista de la agencia, citado por el portal del diario "O Estado de Sao Paulo".

OGX realizó el miércoles el pedido de recuperación a la Justicia, ante la imposibilidad de pagar sus deudas, que ascenderían a 11.200 millones de reales (unos 4.900 millones de dólares). La Justicia se expedirá al respecto en los próximos días.

Si el tribunal de quiebras acepta la solicitud, OGX, la principal empresa del grupo EBX, creado por Batista, tendrá un plazo de 60 días para presentar un plan de reestructuración, que deberá ser respaldado por al menos la mitad de sus acreedores.

Auge y caída de un empresario

La empresa de Batista, -quien en 2012 fue apuntado por la revista "Forbes" como el séptimo hombre más rico del mundo, con una fortuna calculada en 30.000 millones de dólares-, ya anunció que se quedará totalmente sin dinero en la última semana de diciembre próximo.

Antes de recurrir a la Justicia, Batista intentó, sin éxito, renegociar las deudas de la empresa con sus acreedores.

Además de depreciarse los papeles de la empresa, la fortuna del magnate también se "esfumó" en tiempo récord y su patrimonio, según el portal G1 de la red Globo, sumaría hoy escasos 73,7 millones de dólares.

EL(dpa, reuters, afp)