Tubinga: acogedoramente universitaria | Ciudades y Rutas | DW | 18.04.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ciudades y Rutas

Tubinga: acogedoramente universitaria

En Tubinga, emblema del romanticismo alemán, el ritmo de la vida es apacible. Hace 150 años, los catedráticos la llamaban despectivamente "pueblo universitario". Y en cierta manera, eso sigue siendo.

La orilla del Néckar, con sus casas a dos aguas y la torre del poeta Hölderlin.

La orilla del Néckar, con sus casas a dos aguas y la torre del poeta Hölderlin.


Podríamos decir que Tubinga forma parte de un museo que lleva por nombre "antigua ciudad universitaria". Porque aquí, parece como si el tiempo se hubiera quedado parado. Tubinga es una ciudad en la que uno no tarda en sentirse a gusto y que además, dos veces al año, se transforma en otra.

Pueblo estudiantil con romanticismo alemán

Gemälde von Erich Heckel - Tübingen

Tubinga como la plasmó el pintor expresionista Erich Heckel.


"Tubinga no tiene una universidad, Tubinga es una universidad". Más de una cuarta parte de los 84.000 habitantes de esta ciudad son universitarios, lo que convierte a Tubinga en la localidad alemana con la mayor densidad de estudiantes superiores del país.


Con sus callejuelas estrechas y empinadas, y con sus pintorescas casas de paredes entramadas, en Tubinga late con fuerza el corazón del romanticismo alemán. El casco antiguo de esta pequeña ciudad a orillas del río Néckar, que se ha mantenido casi inalterado durante más de 500 años, encierra tal encanto que podemos llegar a preguntarnos si realmente está habitado.

La vida tranquila en Tubinga

La vida cotidiana en Tubinga late al mismo ritmo lento y tranquilo que sigue el Néckar cuando fluye por la ciudad. Una parte importante del casco antiguo está cerrada al tráfico y sólo se puede atravesar a pie. No hay vehículos ni bocinas que rompan el encanto medieval de Tubinga.

Aquello que puede agradar a los visitantes, no hace precisamente las delicias de los habitantes de Tubinga. Por ejemplo, el hecho de que en toda la ciudad no haya un gran centro comercial. Los fines de semana, la ciudad parece desierta. El viernes por la tarde, cuando terminan las últimas clases, muchos universitarios abandonan Tubinga para dejarla sumida en un mar de silencio y reposo.

La vida loca en Tubinga

Desde junio del 56, todos los años se celebra en Tubinga una carrera de canoas. Los botes largos y estrechos avanzan gracias a remos sobredimensionales, con los que se dan impulso, apoyándose en el fondo del río. Más de 40 equipos, con nombres como "Los Cadáveres del Agua", participan en la carrera. Los ganadores celebran el triunfo con 200 litros de cerveza y los perdedores son obligados a beber tres litros de aceite de hígado de bacalao. El otro gran evento del año se celebra también en verano, en julio. Se trata del Festival "Viva Afrobrasil", el mayor certamen de este tipo que tiene lugar en Europa. La Plaza del Mercado vive esos días una animación desconocida. Demostraciones de capoeira y las caipiriñas convierten a Tubinga en un pequeño Brasil, a orillas del Néckar, en el sur de Alemania.

Enlaces externos