“Proceso del siglo” en Brasil | América Latina | DW | 02.08.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

“Proceso del siglo” en Brasil

El presidente del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, Carlos Ayres Britto, dio por iniciado en forma oficial el mayor juicio de la historia del país, por corrupción durante el gobierno de Lula.

Carlos Ayres Britto.

Carlos Ayres Britto.

Los 11 magistrados del Supremo brasileño juzgarán, en el llamado "juicio de siglo", a los 38 acusados de implementar, durante el gobierno del presidente Luiz Inacio Lula da Silva, un esquema de desvío de dinero y pago de sobornos a legisladores que puso en jaque la continuidad del primer gobierno de izquierda del país sudamericano.

En la primera sesión del juicio que puede demorar más de un mes, Ayres leyó los nombres de los acusados en la acción penal 470, entre los que se encuentran líderes históricos del Partido de los Trabajadores (PT), como el ex presidente José Genoino; el ex tesorero Delubio Soares; el ex ministro jefe del Gabinete Civil del gobierno Lula, José Dirceu; y el publicitario Duda Mendonca, encargado de la exitosa campaña que llevó a Lula al gobierno.

Siete delitos

Todos los acusados responden por siete delitos: formación de cuadrilla, corrupción activa y pasiva, peculado, evasión de divisas, lavado de dinero y gestión fraudulenta.

El mayor juicio que enfrenta el Supremo brasileño, el cual reúne 38 acusados, citó a más de 600 testigos, y generó un expediente de 50.000 páginas, deberá determinar la culpabilidad o inocencia de los acusados, a quienes el ex procurador general de la República Antonio Fernando de Souza calificó como "una cuadrilla de delincuentes" que crearon un operativo sofisticado "para perpetuar al PT en el poder".

En opinión del actual procurador general de la República, Roberto Gurgel, "para que haya justicia" el tribunal deberá condenar "a todos los reos del caso". "Creo que el Supremo hará justicia. Y en la visión del Ministero Público, justicia es condenar a todos", dijo Gurgel, en declaraciones al diario "O Estado de Sao Paulo".

“Pruebas contundentes”

Agregó que las pruebas obtenidas durante las investigaciones son "contundentes" y "hablan por sí solas". Los líderes el PT Dirceu, Soares y Genoino, junto con el publicitario Marcos Valerio, apuntado como operador financiero del esquema de corrupción, serán sus principales blancos de acusación.

Para Gurgel, los cinco acusados constituyen el "núcleo político del esquema, considerado por él "el más escandaloso y atrevido esquema de corrupción y desvío de dinero público descubierto en Brasil".

Fuente: dpa

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda