Presidente de Sudáfrica visita a Mandela y dice que está mejor | El Mundo | DW | 04.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Presidente de Sudáfrica visita a Mandela y dice que está mejor

Jacob Zuma llegó hasta el hospital donde está el líder antidiscriminación desde hace una semana.

Nelson Mandela es una suerte de padre espiritual de Sudáfrica. Algunos dicen que su muerte podría desestabilizar al país. Por eso su estado de salud sigue siendo un tema importante para el Estado más desarrollado de África, donde siguen atentos la evolución de “Madiba”, que ya lleva más de una semana en un hospital de Johannesburgo.

Este jueves (04.04.2013), el presidente Jacob Zuma llegó hasta el centro médico para visitar a Mandela. Tras reunirse brevemente con él, Zuma aseguró a la prensa que el líder de la lucha contra el apartheid impuesto por la minoría blanca en Sudáfrica durante el siglo pasado “está mejorando continuamente” de una rebelde neumonía.

"Madiba está estable y estamos agradecidos de que esté respondiendo bien al tratamiento y que esté mucho mejor", dijo el mandatario, llamando a Mandela por el nombre de su clan. “Seguimos agradeciendo todo el apoyo que ha recibido la familia durante este momento difícil”, agregó el jefe de Estado.

Sucesivas hospitalizaciones

Ésta es la tercera vez en cuatro meses que Mandela es hospitalizado. En diciembre se le hizo una cirugía y en marzo fue sometido a un control médico programado. El pasado sábado (30.03.2013), el Gobierno informó que los médicos habían drenado el exceso de líquido de los pulmones de Mandela y desde entonces había empezado a respirar sin dificultad.

Mandela, de 94 años, vio debilitada su salud durante una larga estadía en la cárcel, donde fue obligado a realizar trabajos que terminaron minando su capacidad respiratoria debido a una tuberculosis. El primer presidente negro de Sudáfrica estuvo preso pues era un peligro para el régimen que aplicaba con mano de hierro la discriminación contra la población negra.

El exmandatario, que ganó el Premio Nobel de la Paz en 1993 por su lucha por la igualdad y la reconciliación en su país, llegó a la presidencia de Sudáfrica en 1994 y ha sido elogiado como un símbolo global de la tolerancia. Tras dejar la primera magistratura en 1999, se retiró gradualmente de la política activa.

DZC (Reuters, dpa, Europa Press)

DW recomienda

Publicidad