Hospitalizan a Nelson Mandela para “chequeo programado” | El Mundo | DW | 09.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Hospitalizan a Nelson Mandela para “chequeo programado”

El expresidente de Sudáfrica e ícono de la lucha contra la discriminación tiene 94 años y ya fue tratado en diciembre de una infección respiratoria.

El Gobierno de Sudáfrica informó este sábado (09.03.2013) que el ex presidente Nelson Mandela fue ingresado al hospital para ser sometido a un “chequeo médico programado”. El comunicado señala que “los médicos están realizando exámenes y hasta ahora no hay razón para alarma de ningún tipo”.

Si bien Mandela, de 94 años, actualmente no juega ningún rol político en Sudáfrica, su importancia como líder antiapartheid y como símbolo del país hacen que cualquier información que se relacione con su salud acapare la atención de la ciudadanía. Mandela gobernó Sudáfrica entre 1994 y 1999, luchando por la integración y reconciliación de sus habitantes.

De acuerdo con el portavoz presidencial, Mac Maharaj, “el expresidente Nelson Mandela fue admitido en el hospital en Pretoria para una revisión médica programada con antelación para ver el actual estado en relación con su edad”.

Historial de infecciones pulmonares

Mandela estuvo hospitalizado en Pretoria durante 16 días en diciembre pasado, cuando fue tratado por una infección pulmonar y unos cálculos biliares. Entonces se temió por la vida del venerado líder político debido a su avanzada edad y a la agresividad de la infección que lo atacó.

Sin embargo, salió adelante y tras ser dado de alta, el Premio Nobel de la Paz y primer presidente de raza negra de su país, recibió atención médica en su vivienda en Johannesburgo.

Pero Mandela ya en 2011 había sido internado varios días debido a una infección respiratoria. Su historial de problemas pulmonares que se remontan a cuando contrajo tuberculosis mientras era preso político. El ex mandatario pasó 27 años en la cárcel, 18 años de ellos en la isla Robben, en Ciudad del Cabo, debido a que el régimen de la minoría blanca lo consideraba peligroso.

DZC (dpa, Reuters)

DW recomienda

Publicidad