Opositores a Ortega denuncian escalada contra derechos humanos | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 24.09.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Opositores a Ortega denuncian escalada contra derechos humanos

Mientras, el gobierno sandinista acusó a la ONU de "calumniar" en materia de derechos humanos y de mantener una "guerra cruel" contra Nicaragua, Cuba y Venezuela.

La opositora Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) señaló este jueves (24.09.2020) al Estado de Nicaragua de seguir violando los derechos humanos de la disidencia y de mantener ataques contra la Iglesia Católica y los medios de comunicación, en el marco de la crisis que vive el país desde abril de 2018.

La UNAB, uno de los organismos que conforma la Coalición Nacional, advirtió en un informe que esos abusos a opositores "apuntan a agudizarse en el 2021", cuando está previsto que se celebren elecciones generales en Nicaragua.

"Estamos constatando un incremento y recrudecimiento de la represión por parte del régimen Ortega Murillo", en alusión al presidente Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, sostuvo Violeta Granera, miembro de la organización opositora, al presentar el informe.

Reina Rodríguez, una de las dirigentes de la UNAB, dijo que en los últimos meses se ha evidenciado "una escalada en los niveles de violencia a nivel nacional" y que "los aparatos de seguridad pública han estado directamente abocados a la represión y no a la prevención del delito".

Represión en ascenso

Según el informe, el periodismo independiente ha sufrido al menos 351 ataques en lo va de año.

"La libertad de prensa en Nicaragua atraviesa una etapa oscura. Hasta hoy cinco periodistas independientes enfrentan procesos judiciales por ejercer su labor", indicó Rodríguez, tras mencionar el caso de la periodista Kalúa Salazar que ayer fue declarada culpable por el delito de calumnia en contra de tres funcionarias sandinistas en el Caribe Sur.

La Unidad Nacional señaló que también observa "una escalada de violencia contra la Iglesia católica en Nicaragua", incluido "el atentado terrorista" que provocó la quema de la venerada imagen de Sangre de Cristo en una capilla de la Catedral de Managua, el 31 de julio pasado.

Agregó que además hay 104 opositores guardando prisión, 94 de ellos detenidos "ilegalmente tras la insurrección de abril de 2018", y que nueve de ellos se encuentran en celdas de máxima seguridad "en donde sufren de aislamiento y hasta torturas".

También que continúan los asedios, agresiones, hostigamiento y detenciones contra personas opositoras y excarceladas en todos los departamentos y regiones del país y "los asesinatos a campesinos no cesan".

Gobierno sandinista fustiga a la ONU

Mientras tanto, el gobierno de Nicaragua rechazó este jueves un informe del Consejo de Derechos Humanos de la ONU que cuestionó la situación de derechos humanos en el país, y aseguró que se basa en agendas mediáticas "calumniosas" y "difamantes".

"El gobierno condena enfáticamente la politización y la selectividad de países específicos (...) particularmente por el Consejo de Derechos Humanos", que también hace una dura evaluación de la situación en Cuba y Venezuela, según un comunicado de la presidencia.

La reacción oficial se da días después de que la Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos, Michelle Bachelet, criticó la situación de Nicaragua y la inacción oficial para superar las causas de la ola de protestas antigubernamentales de abril de 2018.

Durante la 45 sesión del Consejo de Derechos Humanos, la semana pasada en Ginebra, Bachelet informo de al menos 30 casos de amenazas e intimidaciones contra defensores de derechos humanos, periodistas, estudiantes, campesinos y religiosos.

gs (efe, afp, Despacho 505, El 19 Digital)

DW recomienda