Metrópolis vuelve a la gran pantalla, en gloria y majestad | Cine | DW | 12.02.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cine

Metrópolis vuelve a la gran pantalla, en gloria y majestad

La película alemana más famosa del cine mudo, Metrópolis, celebra su reestreno, restaurada y casi en su longitud original. Un ‘‘regalo’’ especial para los cinéfilos, en el 60. aniversario de la Berlinale.

Metrópolis, casi como la original.

Metrópolis, casi como la original.

Para los estudiosos del séptimo arte y sus amantes en general, es toda una sensación. Al fin y al cabo, Metrópolis es una de las cintas más importantes de la historia del cine. En su forma original, sólo se la había exhibido un par de veces en su longitud original. Ocurre que, tras celebrar su premiere en 1927 en el Zoo-Palast de Berlín, la cinta fue recortada en 30 minutos, para satisfacer los requerimientos del mercado estadounidense. Y también los alemanes se quedaron con esa versión reducida.

La cinta de Metrópolis disponible medía 3241metros, en lugar de 4189. Durante décadas sólo se la pudo exhibir así mutilada. Eso no impidió, sin embargo, que muchos directores se inspiraran en la sombría fantasía futurista plasmada por Fritz Lang en el celuloide. Desde “Blade Runner” hasta “El quinto elemento”, numerosas son las huellas de la influencia de este clásico del cine alemán.

“Oculta” en Argentina

Deutschland Berlinale Film Metropolis

Metrópolis: un ''bombón'' de la Berlinale.

Este “segundo estreno” de Metrópolis ha podido llevarse a cabo en la Berlinale gracias a un cinéfilo argentino. Una copia de la película, que incluía los 30 minutos recortados, llegó a la Argentina en la década de 1920. Pasó por muchas manos, estuvo en poder de coleccionistas, museos y archivos. El material incluso fue exhibido alguna vez, pero nadie le llamó la atención que en Estados Unidos y Europa la película fuera mucho más corta.

El mundo cinematográfico sólo se dio cuenta de ello cuando el alemán Enno Patalas, estudioso de la historia del cine, se ocupó de esta cinta y el compositor italiano Giorgio Moroder realizó una versión pop de Metrópolis. Allí quedó claro que algo faltaba, ya que se contaba con la partitura original de la música de la película. Ésta sirvió para reconstruir el film sustituyendo los minutos recortados por trozos sin imágenes.

El fin de la búsqueda

Luego se produjo el hallazgo en Argentina, cuando el coleccionista de películas Fernando Pena tuvo acceso al archivo del Museo Cinematográfico de Buenos Aires luego de que su mujer de entonces, Paula Félix-Didier, fuera nombrada directora de dicha institución.

La noticia, que llegó a Alemania vía España, fue recibida al comienzo con escepticismo. Demasiados rumores habían corrido ya con anterioridad acerca de las desaparecidas secuencias de Metrópolis. Pero esta vez era cierto. La búsqueda de décadas había terminado.

Pronto estuvo claro que había que reconstruir la película tal y como la había concebido Fritz Lang en los años 20 del siglo pasado.

Minuciosa restauración

Filmrestauratorin Anke Wilkening bei der Arbeit an Metropolis

La restauradora Anke Wilkening.

La restauración del film fue encargada a la Fundación Friedrich Wilhelm Murnau, con sede en Wiesbaden, especializada en esas tareas. Durante meses se trabajó en limpiar y recomponer digitalmente los trozos redescubiertos.

La labor no se limitó únicamente a restaurar la cinta dañada y plagada de rasguños. En la década de 1920, los estadounidenses no habían sido precisamente recatados a la hora de cortar el material. Algunas escenas secundarias fueron omitidas por completo y algunas secuencias se montaron en otro lugar. Todo esto fue corregido ahora en un trabajo arduo y minucioso.

Hoy en día faltan todavía aproximadamente cinco minutos de la versión original. Pero los cinéfilos pueden ver una Metrópolis que se acerca mucho a la que se estrenó hace más de 80 años.

Autor: Jochen Kürten/ Emilia Rojas

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda