Lula: ¿de la prisión al Palacio de Planalto en Brasil? | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 09.03.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Lula: ¿de la prisión al Palacio de Planalto en Brasil?

Sorpresivamente, el Tribunal Supremo de Brasil anuló cuatro procesos contra el expresidente Lula da Silva. Ahora, podría concurrir contra el presidente Jair Bolsonaro a fines de 2022. ¿Con posibilidades de ganar?

En la tarde de este lunes 8 de marzo de 2021, la política vivió una vigorosa sacudida en Brasil. Sorprendentemente, el juez del Tribunal Supremo Edson Fachin canceló cuatro procesos contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), lo que le abre el camino para postularse a una nueva nominación presidencial.

"Con la posibilidad de que Lula pueda presentarse como candidato, el juego político para las elecciones de 2022 cambiará por completo", dice a DW el politólogo Sérgio Praça, de la Fundação Getúlio Vargas (FGV). "Con esto está ya prácticamente claro que habrá una segunda vuelta de las elecciones entre Lula y el titular Jair Messias Bolsonaro. Al menos ese es el escenario que se vislumbra actualmente".

Fachin, relator de los juicios de la unidad anticorrupción "Lava Jato", canceló los cuatro procesos pendientes contra Lula en la ciudad de Curitiba, en el sur de Brasil, incluido el de un lujoso apartamento de playa, presuntamente entregado a Lula por una empresa constructora.

En este caso, Lula estuvo preso 580 días, entre abril de 2018 y noviembre de 2019, por corrupción y lavado de dinero. Y así se perdió las elecciones de 2018, que ganó su archienemigo Bolsonaro.

Lula libre: un grupo de simpatizantes, frente a la prisión donde Lula estaba preso, en el verano de 2018.

"Lula libre": un grupo de simpatizantes, frente a la prisión donde Lula estaba preso, en el verano de 2018.

Cuatro procesos se trasladan a Brasilia

Sin embargo, hay otro proceso en el que Lula fue ya condenado por corrupción en torno a una casa de vacaciones en el campo. Y dos más, alrededor de la financiación de su "Instituto Lula", se encuentran todavía en fase inicial. Fachin dictaminó ahora que los jueces de Curitiba en realidad no no tienen competencia en estos procesos, y los trasladó a la primera instancia en la capital, Brasilia. Para Lula, es importante que estas anulaciones le devuelven el derecho a presentarse como candidato.

Como sea, aún no está cien por ciento claro si llegará a tener lugar un duelo con el exmilitar Bolsonaro a fines de 2022, indica Praça. Pues Brasil está en medio de la pandemia de coronavirus y la crisis económica resultante, por lo que Bolsonaro podría entrar debilitado a las elecciones.

La probable candidatura de Lula es también una pésima noticia para posibles candidatos de centro, como el gobernador de São Paulo, João Doria, o el presentador de televisión Luciano Huck. Para ellos, la posibilidad de llegar a una segunda vuelta se aleja con la entrada de Lula al panorama, opina el politólogo.

El presidente Bolsonaro podría llegar debilitado a las elecciones de 2022.

El presidente Bolsonaro podría llegar debilitado a las elecciones de 2022.

Batalla entre extremos políticos

Hasta el momento, la oposición no ha podido beneficiarse de los errores de Bolsonaro en política económica y manejo de la pandemia. De modo que una candidatura de Lula sería perfecta para muchos, opina Praça. Sin embargo, su candidatura también significa que se acerca una campaña electoral de extremos, con Bolsonaro en la extrema derecha y Lula muy a la izquierda. En última instancia, esta es la mejor constelación, tanto para Bolsonaro como para Lula, ya que traza una línea divisoria clara entre los campos.

En cualquier caso, según los medios locales, parece que Bolsonaro reaccionó con extrema calma ante la cancelación de los procesos judiciales contra Lula. Quizás porque el sentimiento anticorrupción contra Lula y su partido laborista PT lo ayudó a conseguir la victoria en 2018. Y "el sentimiento anti-PT sigue ahí, todavía hay mucha gente que dice que nunca votaría por Lula", señala Praça. Eso es lo que ha afirmado, en recientes sondeos, el 44 por ciento de los encuestados; pero el rechazo a Bolsonaro fue aún mayor, con un 56 por ciento.

Así que el grado máximo del estado de ánimo anti-PT parece haber terminado. También porque los piratas informáticos descifraron los teléfonos de los jueces e investigadores del "Lava Jato" en 2019 y publicaron acuerdos secretos de una conspiración contra Lula. Además, muchos brasileños tienen buenos recuerdos de Lula. "La impresión que la gente tiene de Lula es que, aunque su partido y su gobierno fueron corruptos, él es, sobre todo, un político competente". Eso, según Praça, lo distingue del actual elector Jair Messias Bolsonaro, visto como corrupto e incompetente.

Hasta ahora, la oposición no se ha beneficiado de los errores de Bolsonaro en la gestión de la pandemia.

Hasta ahora, la oposición no se ha beneficiado de los errores de Bolsonaro en la gestión de la pandemia.

Muchos caminos conducen a la candidatura de Lula

Poco después de que se anunciara la nulidad de los juicios, la Fiscalía General anunció que apelaría. Esto significa que es probable que la decisión de Fachin sea cuestionada por la sesión plenaria de la Corte Suprema. Pero Fachin puede contar con el apoyo de la mayoría de sus colegas, dice el coordinador del Centro Justicia y Sociedad (CJUS) de la Fundación Getúlio Vargas (FGV) en Río, Michael Mohallem, en entrevista con DW.

La candidatura de Lula también podría verse amenazada por el nuevo juez de Brasilia. Al menos en teoría, dice Mohallem. "Incluso si el nuevo juez sentenciara a Lula nuevamente, no habría tiempo para una condena en segunda instancia". Sin embargo, esto sería necesario para que Lula no pudiera volver a postularse. El plazo aquí sería la fecha de registro para la candidatura de Lula en unos 16 meses.

"Este juez no va a cometer el mismo error de adelantar el proceso exageradamente rápido", prevé Mohallem, quien trabaja actualmente en una investigación que muestra que los procesos de Lula en Curitiba recorrieron las instancias correspondientes mucho más rápido de lo habitual. (rml/cp)

Ver el video 02:09

Brasil afronta la fase más mortífera de la pandemia

DW recomienda