La judicialización y el alza de la extrema derecha en Brasil | América Latina | DW | 23.10.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

La judicialización y el alza de la extrema derecha en Brasil

Acerca de la judicialización de la política latinoamericana debatieron en Bruselas especialistas y políticos. DW habló con el sociólogo Laurent Delcourt, experto en Brasil, y con Rafael Correa, expresidente de Ecuador.

"A partir del próximo domingo, Brasil estará en riesgo de ser un país de orden sin progreso”, dijo Laurent  Delcourt, sociólogo e historiador del Centro de Estudios Tricontinentales (CETRI).

En una conferencia en Bruselas, en el marco del Festival des Libertés (18-27 octubre), especialistas y políticos debatieron en torno a "Judicialización, poder y contrapoder”.  De llegar al gobierno Jair Bolsonaro, advierte Delcourt, "la primera medida que tomará será calificar a los movimientos sociales como movimientos terroristas”.

Belgien Brüssel - Laurent Delcourt, Soziologe des think tank Cetri, Festival des Libertés (DW/M. Banchón)

Laurent Delcourt, sociólogo e historiador del think tank CETRI

"La cuestión judicial no fue una cuestión del azar”, analiza Delcourt, autor de varios libros sobre Brasil. "El fenómeno fue preparado, en buena parte por los medios. Dilma Rousseff fue destituida por maquillaje de cuentas públicas, y luego el martillo mediático se transformó en campaña moral contra la izquierda y el progresismo”, puntualiza.

¿Casos similares?

Según el investigador, no todos las acusaciones judiciales contra políticos caen en el mismo esquema. Por ejemplo, Keiko Fujimori, acusada de corrupción en el financiamiento electoral, califica su detención de persecución política. Pero Delcourt distingue: "En Perú no existe la polarización del Brasil, en donde hay izquierda y derecha”. "Ahí no existe una izquierda electoral fuerte como el PT brasileño, que tiene un peso electoral bastante grande”, sigue el investigador belga.

Por otra parte, en su opinión, hay que fijarse en el viaje a Brasil, en agosto, de Steve Bannon, el estratega de la campaña electoral de Donald Trump. "Fue a apoyar la campaña de Jair Bolsonaro. Y también vino a Europa a promover un frente internacional de esa nueva ultra derecha”, añade.

Belgien Brüssel - Rafael Correa, ex Präsident aus Ecuador, Festival des Libertés (DW/M. Banchón)

Rafael Correa, expresidente de Ecuador, residente en Bélgica

"Es la nueva estrategia”, dice a DW Rafael Correa, ex presidente de Ecuador, quien se encuentra frente a tres procesos penales. "No han podido acusarme de corrupción, por eso me acusan de represión. Pero en 2013, el vicepresidente era el mismo Lenin Moreno. ¿Cómo es posible que no supiera nada? Estas contradicciones las deja pasar la prensa”, añade el ex mandatario ecuatoriano.

Responsabilidad de la prensa

"Ya no necesitan botas militares para tomar lo que no ganaron en las urnas. Se trata ahora de la judicialización de la política. Esto tiene dos componentes: el linchamiento mediático y la cooptación de los jueces”, dice Correa.

A él mismo durante su decenio en el poder se lo acusó innumerables veces de "linchar” en sus programas sabatinos, a quien no estuviese de acuerdo con él. Por demás conocida es también su conflictiva relación con los medios.

"Acabo de ganar un juicio a un periodista ecuatoriano aquí en Bélgica”, cuenta. "En Ecuador nunca lo habría ganado, porque me habrían acusado de atentar contra la libertad de prensa”, agrega.

En cualquier caso, Bruxelles Laique, entidad sin fines de lucro organizadora del evento, ve trazos similares en los casos de Brasil y Ecuador: instrumentalización de lo penal, la exclusión de disidentes, manipulación de la opinión pública.

Belgien Brüssel - Laurent Delcourt, Soziolog des think tank Cetri und Rafael Correa (DW/M. Banchón)

En el Festival des Libertés, Brasil, Ecuador, Cataluña y Hungría fueron tema de debate

¿Es así en ambos casos? "Conozco muy poco el caso de las acusaciones contra el ex presidente de Ecuador”, dice Delcourt. "No obstanre, la situación me parece bastante diferente”, agrega. Y califica de azarosas las causas del juez Sergio Moro para condenar primero a 9 y luego a 12 años de prisión a Lula. "En el caso de Brasil no veo una acusación sólida”, añade. "La justicia brasileña tienen una enorme responsabilidad en el alza de la extrema derecha”, concluye.

Mirra Banchón 

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda