Jornadas de Economía germano-brasileñas: ¿Libre comercio vs. medio ambiente? | Brasil en DW | DW | 18.09.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Brasil

Jornadas de Economía germano-brasileñas: ¿Libre comercio vs. medio ambiente?

El nerviosismo fue perceptible durante la celebración de la trigésimo octava edición de las Jornadas de Economía germano-brasileñas, que tuvo lugar en Natal.

Las Jornadas de Economía germano-brasileñas son un evento anual en el que representantes de ambos gobiernos, así como del sector empresarial y diferentes asociaciones suelen subrayar cuán de acuerdo están. Pero no fue así en esta ocasión. "Rara vez ha habido tantas tensiones como ahora en la relación entre ambos países”, dice Ingo Plöger, presidente del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL). "Es algo que dificulta la cooperación”, continúa. Por un lado, Alemania y Brasil tratan de estrechar su cooperación económica, pero, por el otro, las diferencias políticas han aumentado.

Desde que Jair Bolsonaro se hizo con las riendas del Gobierno de Brasil en enero de 2019, el país está sufriendo un giro hacia la derecha. En Alemania solo pocos aprobarían su forma de hacer política en temas como medioambiente, minorías, bosque tropical, clima y derechos humanos. Pero no solo Alemania critica a Bolsonaro. Lo hace toda la Unión Europea por los incendios en el Amazonas.

Al mismo tiempo, Brasil se ha vuelto cada vez más importante para las políticas exterior y económica de Alemania, ya que la UE y el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) firmaron un acuerdo de libre comercio tras dos décadas de negociaciones. Además, Brasil está emprendiendo por primera vez desde hace tiempo reformas económicas. El país se abre al comercio y las inversiones y las empresas están siendo privatizadas. 

VW Volkswagen Brasilien Sao Bernardo do Campo

Volkswagen en Sao Bernardo do Campo, Brasil.

Más comercio, pero no a costa del medioambiente

En Natal, los representantes de ambos gobiernos y del sector económico parecían visiblemente preocupados por mantener la armonía. Subrayaron una y otra vez que tenían que hablar los unos con los otros, no unos por encima de otros. Tampoco faltó la observación de que la ampliación del comercio y las inversiones no puede hacerse a costa de los logros sociales o del medioambiente. Sobrevoló la preocupación por la posibilidad de que se vuelva a retrasar la ratificación del largamente negociado acuerdo entre la UE y Mercosur debido a la creciente oposición en Europa. "Debemos hacer todo lo posible para implementar el acuerdo”, demandó Dieter Kempf, de la Asociación Federal de la Industria Alemana (BDI). También Georg Witschel, el embajador alemán en Brasilia, advirtió de que no se puede poner en riesgo el acuerdo a la ligera. Roberto Jaguaribe, embajador brasileño en Berlín, pidió, sobre todo a los brasileños, que no dejaran pasar de nuevo una oportunidad.

A la industria alemana le preocupa quedarse atrás en Brasil. Las inversiones de empresas alemanas han disminuido en los últimos años. Alemania ocupa el noveno puesto entre los inversores extranjeros en Brasil. Estados Unidos y China han dejado atrás a Alemania. A la vista de las reformas que están teniendo lugar en Brasil, Andreas Renschler, presidente de la Comisión para Latinomérica de la Economía Alemana, propone profundizar la asociación estratégica entre Brasil y Alemania en los temas de digitalización y sostenibilidad.

Lo positivo es que Brasil desea iniciar negociaciones sobre el convenio de doble imposición, que Alemania abandonó hace unos 15 años. Desde entonces, las empresas deben pagar impuestos por partida doble. "Eso sería un paso importante para que las pequeñas y medianas empresas inviertan en Brasil”, dice Thomas Bareiß, secretario de Estado parlamentario en el ministerio de Economía. 

Ver el video 01:13

Peligra tratado económico UE - Mercosur

Palabras tranquilizadoras del vicepresidente de Brasil

El vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourão, hizo un esbozo sucinto y equilibrado de la relación entre Brasil y Alemania, lo que tranquilizó a los participantes. Mourão, general de reserva, ve Brasil sumido en una grave crisis y desea aumentar la baja productividad del país con reformas y apertura del mercado. Toda la sala lo apludió cuando declaró que es responsabilidad de Brasil proteger el Amazonas. Hacía tiempo que no se escuchaban palabras como esas en Brasil.

De vuelta a la realidad política de Brasil, después habló Eduardo Bolsonaro, el tercer hijo del presidente. Jair Bolsonaro denomina a su hijo Eduardo con el número "03” y le gustaría nombrarlo embajador en Washington, algo que tropieza con una fuerte oposición. Eduardo Bolsonaro es diputado y habló en calidad de presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores y Defensa. Su aparición tenía un fin en sí misma: postularse para ser embajador en Washington. Eduardo declaró que su máximo objetivo era un tratado de libre comercio con Estados Unidos, aunque aseguró sentir también "gran respeto por los fabricantes de autos alemanes” y, sobre todo, por los productores de acero. "Las mejores pistolas las fabrica Alemania”, resaltó. 

(ms/ers)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema