Jair Bolsonaro se escuda en Angela Merkel para criticar confinamientos | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 26.03.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Jair Bolsonaro se escuda en Angela Merkel para criticar confinamientos

Sin embargo, el presidente no hizo alusión al aumento de muertes por COVID-19 y nuevos casos de coronavirus registrados en las últimas semanas en Brasil.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, se escudó este jueves (25.03.2021) en la canciller alemana, Ángela Merkel, para renovar su crítica a los confinamientos y otras medidas restrictivas adoptadas por alcaldes y gobernadores para contener al COVID-19.

"Me sorprendió esta semana una declaración de Ángela Merkel, que canceló un confinamiento previsto para Semana Santa, hizo un mea culpa y dijo que era un error", indicó el mandatario brasileño en su transmisión semanal a través de sus redes sociales.

Bolsonaro aludió así a una decisión anunciada por la canciller alemana mediante la cual se canceló un "parón" previsto entre el Jueves Santo y el Lunes de Pascua, que prohibía las concentraciones públicas y obligaba a cerrar casi todo el comercio. El presidente aseguró que "un diario" -que no citó- "escribió que eso demuestra capacidad de reflexión y que eso sería deseable para otros gobernantes del mundo".

Bolsonaro no habla de contagios o decesos por coronavirus

En esa misma línea, el líder de la negacionista ultraderecha brasileña dijo que la semana pasada visitó una comunidad pobre en la periferia de Brasilia y que escuchó "historias muy tristes", vio "heladeras vacías" y "personas obligadas a quedarse en casa y que ahora no ganan nada o perdieron sus empleos". Según Bolsonaro, "es una situación bastante complicada, pues la alimentación ya casi acabó y eso se refleja en muchas comunidades afectadas por esa política de 'quédese en casa', que ya ha lanzado a mucha gente a la miseria".

El gobernante no hizo alusión alguna a la escalada de las cifras de muertes y casos de coronavirus registrada en las últimas semanas en Brasil, que -según los últimos datos oficiales- ya acumula un total de 303.426 decesos y 12,3 millones de contagios. Aun así, insistió en los esfuerzos del Gobierno para adquirir vacunas, aunque aclaró que la lentitud del proceso de inmunización y la falta de los antídotos necesarios no son un problema "exclusivo" de Brasil.

Citó que la Unión Europea o Japón también están atrasados en sus planes de vacunación y subrayó que Brasil, a diferencia de muchos otros países, en unos "dos o tres meses" estará en condiciones de elaborar por completo los antídotos a nivel local. "Hemos buscado los insumos necesarios y esperamos que ahora sean suficientes. Hay una carrera muy grande por esos insumos y esperamos tener los necesarios", declaró.

ama (efe, folha de sao paulo)

Ver el video 01:41

Merkel se muestra combativa ante pandemia

DW recomienda