Emigrar desde Guatemala: ″Peor que aquí no va a ser″ | América Latina | DW | 08.11.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Emigrar desde Guatemala: "Peor que aquí no va a ser"

En plena crisis migratoria, una delegación del Parlamento Europeo visitó Guatemala. De sus encuentros con autoridades y sociedad civil, de sus visitas a cárceles y albergues, ¿qué impresión les quedó?

"En la frontera entre Guatemala y México, kilómetros antes de llegar a la ciudad de Tecún Umán, por la ribera del río Suchiate, tuvimos la oportunidad de comprender por qué se está produciendo esa migración masiva”, dice a DW Xabier Benito, eurodiputado, miembro de la Delegación para las relaciones con América Central.

En una delegación oficial del Parlamento Europeo, un grupo de diputados visitó el país, y hablaron con representantes del gobierno, de la sociedad civil y de instituciones internacionales. Su visita coincidió con la caravana de migrantes, en dirección al norte.

Belgien, Brüssel: Tilly Metz, Mitglied des Europäischen Parlaments (DW/M. Banchón)

Xabier Benito Ziluaga, eurodiputado español, miembro de la Delegación para las Relaciones con América Central

"Había un campamento de mil personas que habían sido expulsadas de sus tierras y que, literalmente, no tenían de qué vivir, y estaban acampando a las orillas de la carretera, reclamando un pedazo de tierra. Por el momento, trabajan en un cafetal por 25 quetzales (3 euros) por 10 horas de trabajo. La proliferación de monocultivos está desplazando poblaciones que sin ninguna alternativa laboral ni vital se dirigen hacia Estados Unidos. Eso es algo que la caravana está ayudando a percibir”, explica Benito.

Situación dramática

"Es dramático”, cuenta por su parte a DW la eurodiputada Tilly Metz. "En un país donde el 46% de los niños no va a la escuela, donde la tasa de violencia contra la mujer es altísima, donde el acceso a estructuras sanitarias es escasa, puedo entender que los mayores empujen a los menores hacia la caravana, pues ´peor que aquí no va a ser´”, dice Metz.

La visita de la delegación cayó en un momento candente en Centroamérica. Las autoridades de Guatemala, Honduras y El Salvador decidían justo esos días medidas coordinadas para hacer frente al crimen transnacional, la trata de personas, la narcoactividad y el fenómeno de las maras. Se trata también de atajar a quienes organicen esta migración, apoyen las caravanas, instiguen las marchas. La construcción de nuevas infraestructuras carcelarias está en marcha.

En ese contexto, en su visita a una cárcel de mujeres, construida con fondos europeos, la política luxemburguesa conversó con una mujer muy joven que estaba con su niño en un celda. 

¿Por qué estaba esa muchacha en la cárcel? "Porque el padre del niño está acusado de extorsión y ella fue encarcelada junto con él”, responde Metz en cuya opinión, en vez de medidas represivas debería haber medidas preventivas.

"Mi impresión es que a la mayoría de la población, en un 60% por ciento indígena, la separa un abismo de  las élites”, dice Metz. 

En el ministerio de Exteriores y en el de Interior también fueron recibida la delegación del Parlamento Europeo.  "En las reuniones que tuvimos con representantes del gobierno nos explicaron que en Centroamérica existe una ´cultura de migración´; dijeron que emigran porque así lo ha hecho todo el mundo”, cuenta Benito.

Para la asistencia al paso de los migrantes  tampoco hay demasiada voluntad. Claro que en caso de accidentes, pueden usar los servicios hospitalarios. Pero, por ejemplo, "La Casa del Migrante,” en Tecún Umán, tiene capacidad para 120 personas, y  en esa semana llegaron más de 6000. Y no hay una ayuda nacional especial para estos casos. 

¿Qué debe hacer la UE?

 

Cabe recordar que el país centroamericano, que tiene un crecimiento económico de 2,8% (2017), y es el segundo mayor receptor de fondos de cooperación europeos. Desde el 2013, 100 millones de euros se han destinado a proyectos en Guatemala; otros 60 están previstos hasta el 2020. Desde que se firmaron los Acuerdos de Paz (1996) mil millones de euros se han destinado al país centroamericano.

Por ejemplo, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) –que destapó los casos de corrupción que hicieron caer al gobierno anterior- ha sido apoyada con fondos europeos. Su mandato, así el gobierno guatemalteco, "no debe ser ampliado en 2019".

En esta situación, ¿qué se puede hacer desde la UE? "Es un andar en la cuerda floja, y hay que tener mucha paciencia”, responde Metz. "Tenemos un acuerdo de asociación con Guatemala, importamos su  café y sus bananas, tenemos la obligación de no dejarlos en la estacada”, agrega.

A la misma pregunta, Benito responde: "Creo que los problemas de Guatemala sólo va a resolverlos ese pueblo que se manifestó en las calles contra la corrupción. Lo que puede hacer la UE es no pasar por alto la grave situación que está viviendo el país”.

(CP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

 

DW recomienda