El Papa y el rey de Marruecos abogan por el diálogo entre religiones | El Mundo | DW | 31.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

El Papa y el rey de Marruecos abogan por el diálogo entre religiones

El Papa Francisco y el rey Mohamed VI pidieron en Rabat tolerancia y diálogo entre el islam y el cristianismo. También hubo referencias a la libertad de prensa y a la cuestión migratoria.

El Papa Francisco y el rey Mohamed VI abogaron este sábado (30.03.2019) en Rabat por la tolerancia y el diálogo entre el islam y el cristianismo. Sucedió durante la primera jornada de la visita del pontífice a Marruecos.

El Papa fue recibido en la escalerilla del avión por el rey, y en vehículos separados recorrieron los cinco kilómetros que separan el aeropuerto de la ciudad de Rabat entre una muchedumbre que los vitoreó a ambos lados de la carretera.

El primer acto de la jornada se desarrolló en la explanada de la Torre Hasán, el lugar más emblemático de Rabat, y junto a la mezquita del mismo nombre y el mausoleo donde reposan los restos del padre y del abuelo del rey Mohamed VI.

Primero tomó la palabra el monarca, que habló en cuatro idiomas -árabe, español, inglés y francés- para proclamar que las religiones monoteístas no son el motivo del radicalismo, sino su mejor freno.

Y así, recordó que él, en su calidad de "Emir al muminín" (príncipe de los creyentes) es el padre espiritual de musulmanes, judíos e incluso de los cristianos extranjeros que ejercen sus cultos en Marruecos con total libertad, aunque evitó mencionar que las conversiones de musulmanes al cristianismo están prohibidas en Marruecos.

Le respondió Francisco con un mensaje similar desde lo que llamó "este puente natural entre África y Europa" (Marruecos), para subrayar la importancia del diálogo entre religiones para acabar con "las incomprensiones, las máscaras y los estereotipos que conducen siempre al miedo y a las contraposiciones y así abrir el camino a un espíritu de colaboración fructífera y respetuosa".

La migración y la libertad de prensa

Pero Francisco aprovechó la ocasión de encontrarse en Marruecos -el país convertido desde 2017 en punto de paso obligado de la principal ruta migratoria entre África y Europa- para volver a lanzar un mensaje contra los muros que los países ricos erigen para frenar a los emigrantes.

El Papa afirmó que la llegada de estas personas que huyen de la pobreza, la violencia o los conflictos "nunca encontrará una solución en la construcción de barreras, en la difusión del miedo al otro o en la negación de asistencia a cuantos aspiran a una legítima mejora para sí mismos y para sus familias".

Asimismo, el Papa se refirió a la "libertad de conciencia": "La libertad de conciencia y la libertad religiosa - que no se limita solo a la libertad de culto sino a permitir que cada uno viva según la propia convicción religiosa - , están inseparablemente unidas a la dignidad humana" dijo el pontífice, exhortando a los creyentes a "vivir como hermanos".

La libertad de credo en Marruecos, un país que defiende un islam moderado, es un tema sensible. El pasado mes de junio, el ministro de Estado marroquí encargado de los derechos humanos, el islamista Mustapha Ramid, estimó que la libertad de conciencia era "una amenaza" para la cohesión de Marruecos.

"Es indispensable oponer al fanatisno y al fundamentalismo la solidaridad de todos los creyentes, teniendo como referencias inestimables en nuestra forma de actuar los valores que nos son comunes" añadió el Papa.

Francisco dedicará la jornada del domingo (31.03.2019) a la pequeña comunidad católica del país y concluirá su visita con la mayor misa católica jamás celebrada en Marruecos, con la asistencia prevista de unas 10.000 personas.

DG (efe, dpa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda