Papa Francisco, recibido por el rey Mohamed VI en Rabat | El Mundo | DW | 30.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Papa Francisco, recibido por el rey Mohamed VI en Rabat

El Papa Francisco llegó a Rabat para iniciar una visita simbólica de dos días, casi 33 años después del viaje que realizó el Papa Juan Pablo II, en 1985, al país magrebí.

A su llegada, el Papa Francisco fue recibido por el rey Mohamed VI, acompañado de su hijo, el príncipe heredero Moulay Hassan, y el hermano del monarca, el príncipe Moulay Rachid.

Mohamed VI y Francisco intercambiaron algunas palabras antes de dirigirse a la sala del aeropuerto donde al pontífice recibió la tradicional ofrenda de bienvenida con leche y dátiles. Acto seguido, Mohamed VI y Francisco se dirigieron a la explanada de la emblemática Torre Hasán donde los dos pronunciarán discursos en un día marcado por las lluvias.

A lo largo del recorrido del aeropuerto a la explanada, Francisco iba en el papa móvil cubierto y Mohamed VI en una limusina descubierta, en dos largas comitivas paralelas mientras saludaban a los ciudadanos que les aclamaban en presencia de varios grupos musicales.

Incidente

Durante el recorrido, un hombre corrió hacia el automóvil que transportaba al rey marroquí, pero fue capturado rápidamente por guardias de seguridad, según mostraron imágenes de televisión en vivo de la emisora estatal. No quedó inmediatamente claro cuál era el propósito del hombre detenido.

En la explanada, miles de personas aguardaban desde hace varias horas a la espera de la llegada del papa y el monarca, que recibieron los honores de una unidad de la Guardia Real marroquí. Allí también estaban presentes miembros de diferentes asociaciones, así como estudiantes movilizados con camisetas con imágenes impresas del Papa y del monarca.

Expectación

La visita del Papa ha levantado gran expectación entre los ciudadanos marroquíes, que destacaban la "baraka" o "la bendición" que traía el pontífice, al coincidir su visita con el primer día de lluvias del año en el país magrebí.

Rabat, que ha vivido en los pasados dos días unos inéditos preparativos antes de la llegada del pontífice, está ocupada por miles de personas llegadas en cientos de autobuses que ocuparon varios barrios. Se observa también un imponente despliegue policial en numerosas avenidas de la capital, engalanadas con banderas de Marruecos y del Vaticano.

La visita de dos días del papa Francisco a Marruecos tiene como objetivo reforzar los lazos con el islam y mostrar su cercanía a la pequeña comunidad católica, de apenas 25.000 personas. 

rml (efe, afp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda