El movimiento De Pie sacude a la izquierda alemana | Alemania | DW | 12.08.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

El movimiento De Pie sacude a la izquierda alemana

La plataforma “Aufstehen”, fundada por la política Sahra Wagenknecht, ha recibido el apoyo de decenas de miles de personas en unos días. Pero no está claro qué ideas defiende.

Bundestagswahl 2017 | Die Linke - Sarah Wagenknecht, Spitzenkandidatin (picture-alliance/dpa/J. Woitas)

Sahra Wagenknecht, líder del grupo parlamentario de Die Linke

Después de meses girando en torno a la idea de un gran movimiento izquierdista en Alemania, la líder parlamentaria del partido La Izquierda ("Die Linke”), Sahra Wagenknecht, ha hecho pública la primera  fase de su iniciativa De Pie ("Aufstehen”, en alemán) mediante una página web que ofrece al visitante la posibilidad de unirse al movimiento.

Según Wagenknecht, el objetivo de la iniciativa es movilizar a los votantes de izquierdas y presionar a los políticos para crear una mayoría que hiciese posible un gobierno situado en estas coordenadas políticas. También se propone ganarse a los "votantes de protesta” que actualmente se han inclinado por partidos populistas como la derecha nacionalista de Alternativa para Alemania (AfD, por sus siglas en alemán).

"Se trata de tener el coraje para vencer a la tendencia dominante neoliberal, de una política social en interés de la mayoría”, dijo Wagenknecht al medio digital Nachdenkenseiten.de. "La globalización dirigida por las grandes empresas, la desintegración del Estado de bienestar y una interminable serie de nuevas guerras no son una fuerza de la naturaleza. Hay una alternativa a ello y queremos dar a la gente la esperanza de que la política puede cambiar”.

De Pie, sin embargo, no es un partido político como tal y está abierto a miembros de otros partidos, entre ellos La Izquierda, los socialdemócratas del SPD y Los Verdes, además de a la gente sin afiliación política.

"Nadie tiene que dejar su organización para trabajar con nosotros, pero queremos especialmente animar a la gente que no se siente cómoda en ningún partido a que actúe”, dijo la lideresa política a la revista Der Spiegel.

De Pie no tiene el apoyo oficial de La Izquierda. Es más, numerosos pesos pesados de la formación ya se han pronunciado en contra del movimiento y de Wagenknecht. La política de 49 años tiene un largo historial de encontronazos con otros cargos importantes de su partido.

¿Una amenaza para La Izquierda?

La página web de De Pie, accesible desde hace una semana, consiste en un collage de vídeos en los que gente de toda Alemania discute ideas izquierdistas. Sin embargo, no da detalles sobre lo que los miembros de De Pie deberían defender. En principio, está previsto que el manifiesto político del grupo se publique en septiembre.

Pese a ello, más de 50.000 personas habían dado su apoyo al movimiento el pasado jueves (09.08.2018). Oskar Lafontaine, marido de Wagenknecht y su aliado político en La Izquierda, aplaudió el rápido éxito de la iniciativa.

"Estamos muy satisfechos”, dijo a la agencia de noticias dpa. "No contábamos necesariamente con un apoyo tan contundente”.

Screenshot der Website aufstehen.de (aufstehen.de)

La web de la plataforma De Pie

El viernes trabajo más buenas noticias para la plataforma de Wagenknecht: una encuesta encargada por la revista Focus mostró que más de un tercio de los votantes alemanes "podrían verse” votando a De Pie si el movimiento se transformase en partido político. La respuesta fue abrumadoramente positiva entre los votantes de La Izquierda, pues el 87% de ellos estaban abiertos a la posibilidad de apoyar la iniciativa en las urnas.

Los migrantes, de nuevo en el centro del debate

La iniciativa provocó que varios políticos de La Izquierda acusasen a Wagenknecht de intentar dividir al partido. Los desencuentros entre ella y otros compañeros de la formación poscomunista han sido visibles durante años, pero es bastante probable que la gota que colmara el vaso fuese la disputa en torno a la cuestión migratoria que tuvo lugar en el congreso de La Izquierda que se celebró en junio. Durante ese evento, Wagenkencht argumentó en contra de la política de fronteras abiertas, así como contra el dar a los inmigrantes acceso ilimitado al mercado laboral alemán.

Wagenknecht también advirtió que La Izquierda estaba sufriendo una sangría de votantes en favor de la derecha populista de AfD, que pide límites muy estrictos para las llegadas de migrantes. Al menos 40.000 votantes han cambiado de bando, con lo cual AfD se ha puesto por delante de La Izquierda en casi todos los bastiones tradicionales de los izquierdistas en el este de Alemania

No obstante, esa postura le valió un abucheo durante su discurso y no logró recabar suficientes apoyos.

Hacer equipo con un dramaturgo

Detrás de las cámaras, Wagenknecht ya estaba cooperando con el conocido dramaturgo berlinés Bernd Stegemann y otros destacados intelectuales de izquierdas alemanes que critican la política de refugiados de su país. Los artículos de Stegemann, otro nombre de peso en el movimiento De Pie, sobre el populismo y la corrección política habrían sido la inspiración de Wagenknecht para empezar la iniciativa. El artista argumenta que dejar entrar a inmigrantes complica aún más la vida de personas que ya tienen grandes complicaciones con los bajos salarios o los altos precios de la vivienda.

Esta semana, Wagenknecht y Stegemann han publicado conjuntamente un artículo en el diario Nordwest-Zeitung en el que defienden una política migratoria "realista” entre el resentimiento populista contra los inmigrantes y la bienvenida "ilimitada” a los recién llegados.

Ver el video 02:02
Now live
02:02 minutos

España y Alemania acuerdan pacto migratorio

Una política como esa apoyaría a quienes ayudan a los refugiados a integrarse, pero "no dejaría a los traficantes de personas determinar quién llega ilegalmente a Europa”, escribieron.

"Tienen todos los motivos para estar enfadados”

Wagenknecht y Stegemann también argumentaron que la "fijación” con los refugiados es una expresión de un enfado equivocado entre los votantes más pobres.

"La gente que trabaja con contratos a corto plazo, o los que tienen pensiones muy pequeñas, o cuyos hijos ya no pueden recibir una educación decente porque los colegios públicos se caen a trozos y no tienen suficientes profesores, tienen todos los motivos para estar enfadados con los de arriba”, subrayaron.

"Tenemos que asegurarnos de que estas voces vuelvan a ser escuchadas”.

Está previsto que los líderes del movimiento De Pie presenten el manifiesto de la plataforma el 4 de septiembre y publiquen una lista de 40 miembros fundadores, que presumiblemente contará con numerosos intelectuales prominentes.

Autor: Darko Janjevic (EAL/MN)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad