El ″brexit″ acaba con Theresa May | Europa | DW | 07.06.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

El "brexit" acaba con Theresa May

Theresa May se retira como líder del partido conservador. La despedida es amarga para la primera ministra, porque no deja ningún legado político. En cambio, Gran Bretaña está profundamente dividida.

Los obituarios políticos sobre Theresa May son de carácter ácido. ¿Fue la peor primera ministra británica desde finales del siglo XVIII, cuando Lord North no pudo impedir la independencia de las colonias americanas? ¿O desde Neville Chamberlain con su fallida política de "apaciguamiento" en la década de 1930? El veredicto de los historiadores sigue pendiente, pero sus críticos ya creen que el período de May marca un récord negativo.

Al principio hubo esperanza

En el congreso del partido en Bournemouth en 2002, Theresa May, entonces Secretaria General, sorprendió a los conservadores con su discurso: "Ustedes saben como nos llaman algunos ciudadanos – el partido desagradable". Eso fue después de la nueva derrota electoral ante el partido laborista de Tony Blair y se interpretó como una dosis refrescante de honestidad. Desde entonces, May ha sido vista como una reformadora que podría liberar a los conservadores de la imagen fea de un partido obsesionado con enriquecer a los ricos y mantener en el poder a la clase alta británica.

Cuando se convirtió en primera ministra en 2016, después del referéndum del "brexit" y después de que Boris Johnson y Michael Gove perdieran su oportunidad por intrigas internas, Theresa May se presentó como la única adulta entre adolescentes impredecibles.

Theresa May y Boris Johnson

Theresa May y Boris Johnson

Y con su discurso inaugural alimentó la esperanza aún más. Habló de una serie de "graves injusticias", como el hecho de que los pobres mueren en promedio nueve años antes que los blancos, que los negros son tratados con más dureza por el poder judicial, que los hijos de los trabajadores tienen menos oportunidades de estudiar y que las mujeres ganan menos que los hombres. A su vez, ella quería hacer de Gran Bretaña un país que actuase por el bien de todos. Una verdadera reformadora social parecía entrar en el Nr. 10 de Downing Street.

Renuncia inevitable

Lo que May pareció subestimar por completo, fue el poder destructivo del "brexit". Para mantener su base de poder en el partido, la primera ministra adoptó pronto las demandas de sus correligionarios de la línea dura antieuropea.

El resultado se conoce. Entre enero y finales de marzo, la Cámara de los Comunes rechazó tres veces el acuerdo del "brexit" con la UE. Los "brexiteers" duros y conservadores lo rechazaron debido al compromiso sobre la frontera irlandesa y la oposición porque no quería apoyar un acuerdo del gobierno.

Ningún primer ministro antes de Theresa May había sufrido jamás tales derrotas. Sin embargo, en mayo se consideró incluso un cuarto intento de presentar el acuerdo en el parlamento. Pero May se dio cuenta de que su situación era desesperada: la renuncia era inevitable.

Boris Johnson es considerado actualmente como el sucesor más probable, a pesar de su gestión como ex ministro de Asuntos Exteriores, que estuvo acompañado de fracasos, mala suerte y payasadas.

Pero muchos de sus compañeros de partido confían en su habilidad retórica para llevar a cabo el "brexit" con todas sus consecuencias. Además, Johnson es el único que puede derrotar al líder de la oposición, Jeremy Corbyn, y al populista promotor del "brexit" Nigel Farage en las urnas. Johnson ya declaró que el 31 de octubre es la fecha establecida para el "brexit", con o sin acuerdo con la UE. Por un lado, esto hace un "brexit" duro más probable. Sin embargo, Johnson nunca ha tenido problemas para cambiar de opinión.

(gg)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda