Cumbre de Madrid: ¿perdió Europa relevancia para Latinoamérica? | América Latina | DW | 20.05.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Cumbre de Madrid: ¿perdió Europa relevancia para Latinoamérica?

Las condiciones que propiciaron el acercamiento de la UE y Latinoamérica en el pasado han cambiado enormemente y no precisamente a favor del anhelado desarrollo de las relaciones interregionales, advierte experto alemán.

Relanzamiento de las negociaciones europeas con el Mercosur.

Relanzamiento de las negociaciones europeas con el Mercosur.

Unánime es el reconocimiento al esfuerzo invertido por el jefe de Gobierno español y presidente de turno de la Unión Europea (UE), José Luís Rodríguez Zapatero, para que la VI Cumbre Unión Europea–América Latina y Caribe culminara este 18 de mayo con la firma de acuerdos importantes en Madrid. Menos extendida es la convicción de que los anuncios más prometedores –la creación de la Fundación Europa-América Latina y Caribe (UE-ALC), y el desbloqueo de las negociaciones entre la UE y el Mercosur– darán frutos en un futuro cercano.

“Es un hecho, en esta cumbre se ha llegado a un par de resultados concretos, pero estos logros constituyen el límite de lo que cabía esperar del encuentro. Más no podía salir de allí”, sostiene Karsten Bechle, investigador del Instituto de Estudios Latinoamericanos del German Institute of Global and Area Studies (GIGA), en Hamburgo, apuntando que la década transcurrida desde el establecimiento de las primeras sociedades estratégicas entre la UE y algunos países latinoamericanos se ha dejado sentir en la capital española.

Spanien EU LAC Lateinamerika Gipfel

Durao Barroso y Lula: diálogo al mismo nivel.

Reservas a ambos lados del Atlántico

Las condiciones que propiciaron esas sociedades estratégicas a finales de los años noventa han cambiado enormemente y no precisamente a favor del anhelado desarrollo de las relaciones interregionales, explica el experto: “En aquel momento, casi todos los Estados latinoamericanos estaban interesados en integrarse siguiendo las condiciones de la UE. Hoy, países como Venezuela, Bolivia y Ecuador rechazan de plano tratados de libre comercio con Europa y fomentan la polarización de las posiciones en el seno de las organizaciones regionales a las que pertenecen”.

Spanien EU LAC Lateinamerika Gipfel No-Flash

Los asistentes a la cumbre, en pleno.

También en Europa ha crecido la resistencia al acercamiento, advierte Bechle: “Debemos ser cuidadosos al evaluar el reinicio de las negociaciones entre la UE y el Mercosur tras una interrupción de cinco años. En países de la UE con un sector agropecuario importante, como Francia y Polonia, hay una gran reticencia a firmar un tratado de libre comercio con el Mercosur. Es probable que España, en su empeño de garantizar el éxito de esta cumbre, haya atizado esperanzas que no se materializarán debido a la fuerte resistencia del lobby agrario europeo”.

Una fundación… ¿con qué función?

Según el investigador del GIGA, los representantes del Mercosur y de economías emergentes como Brasil asistieron al foro con mucho aplomo, planteando exigencias y poco dispuestos a hacer concesiones, pero eso no cambia el hecho de que, pese a los embates de la crisis financiera, Europa sigue disfrutando de mayores cuotas de poder y condiciones de partida ventajosas al momento de negociar. “Esperar que se ponga fin a las subvenciones agrarias de la UE no es realista”, dice Bechle, consciente de que América Latina comercia con Europa desde una posición de desigualdad estructural.

En lo que a la Fundación UE-ALC se refiere, las incógnitas que la rodean debían ser despejadas en la cumbre de Madrid, pero el encuentro culminó sin mayores alusiones al respecto y los países que aspiran a convertirse en sede de la institución –Alemania, Francia e Italia– se rehúsan a discutir los entretelones abiertamente. Está por verse si la relevancia que se le ha atribuido anticipadamente al organismo como organizador de las futuras cumbres se mantiene intacta a la hora de llevar el proyecto al papel y del papel a la realidad.

El interés por Latinoamérica genera competencia

“La idea detrás de la Fundación UE-ALC está clara: darle continuidad a las negociaciones sostenidas en Madrid y en las cinco cumbres anteriores. Pero, considerando que en Latinoamérica existen organizaciones interregionales con características similares que no consiguen darle el empuje necesario a la integración, también en este caso cabe advertir que no basta institucionalizar un proyecto si no existe la voluntad real de darle el impulso que amerita”, opina Bechle.

“El financiamiento de la Fundación UE-ALC va a depender de la capacidad de los Estados involucrados para inyectarle recursos. Por otro lado, nadie está esperando que haya un gran capital a disposición de la misma”, comenta bajo condición de anonimato una fuente cercana al departamento de cooperación internacional del Staatsamt, la oficina que se ocupa de la política europea de la ciudad alemana de Hamburgo, una de las posibles sedes del organismo interregional.

Latinoamérica y el Caribe en Hamburgo

“El ministerio de Exteriores nos hizo saber que el Gobierno federal iba a participar en el financiamiento de la institución y que sería deseable que ésta tuviera su sede en Alemania”, asegura dicha fuente, calculando que la fundación tendrá cuando mucho diez empleados en su fase inicial y hasta veinte en una etapa posterior: “Eso se deduce de la evolución mostrada por instituciones similares como la Fundación Asia-Europa (ASEF), ubicada en Singapur, y la Fundación Anna Lindh para los países del mediterráneo, con sede en Alejandría, Egipto”, acota.

“El hecho de que un organismo de esta jerarquía tenga su sede en la ciudad hanseática tiene un valor mercadotécnico para ella, porque le permite atraer la atención de potenciales socios que hasta ahora desconocen la intensidad de las relaciones entre Hamburgo, Latinoamérica y el Caribe”, señala el informante, añadiendo que Hamburgo, Bremen y Lübeck fueron las primeras colectividades territoriales en Europa que reconocieron la independencia de varios países latinoamericanos al establecer contratos comerciales con ellos.

Hamburgo es sede de veinte representaciones consulares latinoamericanas y caribeñas; de la Lateinamerika Verein, la federación alemana de empresas comerciales con negocios en América Latina y el Caribe; y del Lateinamerika-Zentrum de la Universidad de Hamburgo y del Instituto de Estudios Latinoamericanos del GIGA, que desde hace décadas se especializa en el análisis histórico, político, económico y sociocultural de la región.

Autor: Evan Romero-Castillo

Editora: Emilia Rojas Sasse

DW recomienda