Conferencia de Seguridad de Múnich: ″Amienemigos″ trasatlánticos | El Mundo | DW | 17.02.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Conferencia de Seguridad de Múnich: "Amienemigos" trasatlánticos

¿Amigo o enemigo? ¡El estado de la relación es complicado! En la Conferencia de Seguridad de Múnich, el abismo entre ambas orillas del Atlántico se hizo más que evidente, opina Matthias von Hein.

Tras larga cocción a fuego lento, las profundas grietas en la relación transatlántica se han mostrado ahora más abiertas que nunca. La réplica del secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, al discurso de apertura del presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, lo evidencian: Europa, o al menos Berlín y aún más París, están más lejos de Washington que nunca.

El enemigo: China

La sorprendentemente numerosa delegación de Estados Unidos, en un año electoral, ha hecho todo lo posible por cerrar la brecha entre los dos lados del Atlántico (tomando clara distancia del Gobierno de Donald Trump).

Pero hay algo en lo que el Gobierno y el Congreso de Estados Unidos están de acuerdo: China es el nuevo enemigo. La esperanza era que quizás los europeos y los estadounidenses pudiesen volver a hallar un lenguaje común contra esta amenaza. No hubo apenas conversación, panel o discurso en el que EE. UU. no abordara la próxima expansión de la infraestructura de comunicación 5G, incluyendo advertencias masivas en contra de involucrar al proveedor chino Huawei. Pese a las justificadas preocupaciones: este dedo índice levantado permanentemente desencadenó más bien rechazo.

Matthias von Hein, redactor de DW

Matthias von Hein, redactor de DW

Y una cosa parece segura: no habrá regreso a aquellos acogedores tiempos de estrecha amistad transatlántica. Los europeos han despertado, al menos retóricamente. Se habla mucho de un poder político estratégico soberano en Europa. Se exige que Alemania vuelva a aprender el lenguaje del poder, que el presidente francés Macron ya parece dominar.

Puntos para la idea francesa

Con respecto a las relaciones transatlánticas, destacan tres posiciones: la visión francesa de la independencia europea, por un lado. La posición predominante, especialmente en Europa del Este, de que uno debe estar estrechamente conectado con Washington, sea cual sea el problema, por otro. Y la indecisión entre estos polos, prevaleciente, por ejemplo, en Alemania, por último.

Sin embargo, hay algo que se puede predecir con cierta certeza: si Donald Trump es reelegido en noviembre para ocupar la Casa Blanca por otros cuatro años, el campo francés ganará masivamente adeptos, también desde Berlín.

Dinamismo para el debate europeo

Quizás la aparición del presidente francés Emmanuel Macron fue efectivamente el punto culminante de la conferencia de Múnich. Macron aporta un dinamismo increíble al debate europeo. Lucha comprometidamente por la autonomía europea. Quiere una política exterior y de defensa común. Y si no funciona con los 27 miembros restantes de la UE después del "brexit”, entonces que funcione con aquellos que, como París, quieren crear una Europa capaz de hacer frente a la "rivalidad de las grandes potencias" que tanto se invocó en la conferencia.

Macron ha llegado a la conclusión de que las ambiciones no bastan: también se requieren habilidades. Y, aunque las reacciones alemanas tendieron a la aprobación, habrá que ver si esta también se refleja en hechos.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

Ver el video 02:11

Concluye la Conferencia de Seguridad de Múnich

DW recomienda