Brasil: ¿mayor sueldo para los médicos cubanos? | América Latina | DW | 18.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Brasil: ¿mayor sueldo para los médicos cubanos?

En Brasil trabajan muchos médicos cubanos. La mayor parte de su sueldo lo recibe el Estado cubano. En protesta, una médica solicitó asilo político, poniendo al Gobierno de Dilma Rouseff en una difícil situación.

Los médicos cubanos llegaron a Brasil en el marco del programa “Más médicos”, que el Gobierno lanzó en julio de 2013 para hacer frente a la escasez de galenos, sobre todo en las zonas alejadas del país. El programa no solo atrajo a médicos brasileños, sino también a extranjeros. Unos 10.000 reales –4.200 dólares– prometió el Gobierno a los médicos que estuvieran dispuestos a trabajar en regiones apartadas.

Unos 6.500 médicos se anotaron en el programa, 5.400 de ellos cubanos. A diferencia de sus colegas, los médicos cubanos fueron empleados en el marco de una acuerdo especial entre los Gobiernos de Brasil y Cuba. El Gobierno brasileño gira a Cuba los sueldos de los médicos cubanos, que reciben lo mismo que el resto. El Gobierno cubano les gira, sin embargo, solo 400 dólares por mes. Otros 600 dólares, acumulados según el tiempo que trabajen en Brasil, los recibirán cuando regresen a Cuba. El resto, es decir, más de 3.000 dólares, van para las arcas del Estado cubano.

Más médicos, más votos

El programa “Más médicos” fue muy bien recibido por la población brasileña. Si bien los médicos brasileños protestaron por la competencia, Dilma Rouseff ganará así seguramente votos en su campaña electoral de 2014, que culminará con las elecciones presidenciales, en octubre. “Más médicos” puede ahora, no obstante, transformarse en un problema para el Gobierno brasileño. La oposición abordó naturalmente el tema y lo calificó de “escándalo”.

Kuba Arzt im Krankenhaus

El programa “Más médicos” fue muy bien recibido por la población brasileña.

Los médicos cubanos que fueron a trabajar a Brasil conocían las condiciones de su contrato. Lo que no sabían era cuánto iban a ganar médicos provenientes de otros países. Una vez en el Brasil constataron que estos ganaban cuatro veces más que los cubanos. Ramona Rodríguez, una médica cubana que había llegado a Brasil en octubre de 2013, solicitó entonces asilo político en Brasil y describió en varias entrevistas la situación de otros médicos cubanos en el país.

Rodríguez dijo que incluso en Brasil temía ser vigilada por los servicios secretos de su país. Por ello, agregó en una entrevista con la revista “Veja”, no había comentado la cuestión del sueldo con sus colegas cubanos. Estos podrían informar a sus superiores, que seguramente hubieran intervenido, agregó. Su hija, agregó, es contactada diariamente en la isla por las autoridades y estas le preguntan por su madre en Brasil. La hermana de Rodríguez, que había vivido en el apartamento de la médica durante su ausencia, fue expulsada de este.

Asilo: ¿sí o no?

Ahora Brasilia debe decidir sobre la solicitud de asilo de Rodríguez. Todo un problema. Más teniendo en cuenta que ya otro médico cubano ha desertado del programa. Si Brasilia le concede asilo político, otros médicos cubanos seguirán seguramente su ejemplo. Ello pondría en peligro las relaciones entre ambos Gobiernos, que no solo cultivan una armónica amistad, sino que también han ampliado masivamente su intercambio económico. El Banco de Desarrollo de Brasil, por ejemplo, concedió al grupo brasileño Odebrecht un crédito de casi 700 millones de dólares para invertir en la construcción de un puerto de contenedores en Mariel, Cuba, que costará casi 1.000 millones.

¿Qué peso tienen las cuestiones humanitarias cuando están en juego tan grandes intereses económicos? “Brasil seguramente no le concederá asilo a Rodríguez”, dice Luiz Fernando Martins Kuyven, profesor de Derecho Internacional en la Universidad Mackenzie, de San Pablo. “Una decisión positiva no solo pondría en peligro todo el programa de 'Más médicos', sino todas las relaciones entre ambos países”, agrega.

Brasil parece apostar actualmente por una solución pragmática. El Gobierno planea renegociar con La Habana la cuestión de los sueldos de los médicos cubanos. Cuanto más alto sea el sueldo que realmente reciben, menor será el riesgo de que soliciten asilo, cree Brasilia. Rodríguez trabaja ahora para la Asociación de Médicos Brasileños (AMB), si bien no como médica, ya que le fue retirada por ahora la autorización para ejercer la medicina. Le será reintegrada después de algunos exámenes, dicen las autoridades. Entonces se transformaría en una médica libre cubana en Brasil.