“Amigos de Siria” enviarán ayuda militar a rebeldes | El Mundo | DW | 22.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

“Amigos de Siria” enviarán ayuda militar a rebeldes

Ministros de 11 países se reunieron en Doha para analizar la situación de los insurgentes. Exigieron la retirada inmediata de Hizbollah y combatientes iraníes e iraquíes.

El grupo “Amigos de Siria”, formado por once ministros de países árabes y occidentales, acordaron este sábado (22.06.2013) “proporcionar urgentemente sobre el terreno todo el material y el equipo necesario para la oposición”, el que será coordinado por medio del Consejo Supremo Militar rebelde.

La decisión involucra a países con Estados Unidos, Alemania, Italia, Turquía y Reino Unido, y busca “habilitar a los opositores para contrarrestar los brutales ataques del régimen y sus aliados”, según un comunicado conjunto presentado por el grupo, que además condena la intervención en el conflicto de la milicia libanesa Hizbollah y de milicianos de Irán e Irak.

Ver el video 01:24
Now live
01:24 minutos

Reunión crucial en Qatar

A juicio de los “Amigos de Siria”, estas intervenciones extranjeras “amenazan la unidad de Siria y agravan el conflicto”. Hizbollah combatió en la batalla de Al Kusair y milicianos de origen iraquí han sido avistados cerca de Damasco. Asimismo, se sospecha que oficiales iraníes están asesorando al Ejército de Al-Assad en la ofensiva contra los insurgentes.

Alemania no entregará armas

La reunión de los “Amigos de Siria” se realizó en Doha, Qatar, hasta donde llegaron los ministros de Exteriores, entre ellos John Kerry (EE.UU.), William Hague (Reino Unido) y Guido Westerwelle (Alemania). Kerry aseguró que la ampliación de la ayuda militar a los rebeldes no implica aminorar el paso en la búsqueda de una solución pacífica al conflicto.

Hague, por su parte, dijo que el eventual envío de armas a los rebeldes sería una decisión que deberá ser visada por el Parlamento. Su par alemán, en tanto, insistió en que su país no facilitará armas a los insurgentes, aunque se mostró partidario de ampliar el refuerzo a los opositores moderados al régimen.

La conferencia de paz para Siria en Ginebra que impulsan Rusia y Estados Unidos todavía no tiene fecha una fecha definida. El régimen de Al-Assad ha señalado que participará en la cumbre, pero a su vez ha frenado toda expectativa. Los insurgentes han puesto como condición para asistir la retirada de Siria de los milicianos de Hizbollah que luchan junto con las tropas leales a Al-Assad.

Por su parte, el presidente de Siria, Bashar al-Assad, ordenó un incremento de los salarios de funcionarios y militares, como respuesta al incremento de los precios de los últimos meses debido a la guerra civil. Las pensiones también se verán mejoradas, aseguró este sábado la agencia estatal Sana.

DZC (Europa Press, Reuters, dpa)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema