Almagro rechaza críticas y reitera que no renovará mandato del jefe de la CIDH | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 29.08.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Almagro rechaza críticas y reitera que no renovará mandato del jefe de la CIDH

“De ninguna manera reincorporaré a una persona sobre la cual penden 61 denuncias”, dijo el secretario general de la OEA.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, reiteró este viernes (28.08.2020) que no renovará el mandato de Paulo Abrao al frente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y denunció una "campaña de desinformación" ante la ola de críticas por su decisión.

El brasileño Abrao, un reconocido jurista con experiencia internacional que es secretario ejecutivo de la CIDH, tiene más de 60 denuncias administrativas en su contra, en un proceso que es confidencial. Su mandato debía ser renovado el pasado 15 de agosto.

Según Almagro, algunas de las quejas son por maltrato laboral, con lo que concuerda una persona que habló con la agencia AFP bajo condición de anonimato, y que denunció que el acoso era tan intenso que la llevó incluso a tener ideas de suicidio.

La CIDH, un ente autónomo de la OEA, afirma que estas denuncias presentadas ante la Ombudsperson del organismo, Neida Pérez, deben seguir su curso legal, pero no son un impedimento para su renovación en el cargo, y denunció un "grave embate contra su independencia y autonomía".

La decisión de no renovar el mandato del jefe de la CIDH desató críticas de organizaciones humanitarias y de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

Bachelet dijo el jueves que la pugna corre el riesgo de minar la "independencia" de la CIDH y advirtió que "está causando daños a la reputación de la OEA".

En respuesta, Almagro denunció una "campaña de desinformación" para hacer creer que la autonomía de la CIDH está en riesgo, y dijo que no participará en la elección del próximo secretario ejecutivo.

Una mujer que dejó la CIDH debido al acoso laboral sufrido y que no quiso ser identificada contó a la AFP que comenzó a chocar con Abrao por sus métodos de trabajo, y denunció que el jurista "miente" y que bajo su mandato detectó "arbitrariedades en los nombramientos".

La mujer dijo además que sufrió una campaña de acoso en su contra, que la obligó a dejar el trabajo de sus sueños. "Me ponían trampas, lo que empezó a volverme loca y ahí me deprimí. Estaba tirada en el sillón todo el fin de semana y empecé a tener ideas suicidas", contó la mujer que llevó estas denuncias a la Ombudsperson, que se encarga de tramitar las acusaciones.

gs (afp, efe)