1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Magna y General Motors llegaron a un acuerdo sobre Opel

El gigante automotriz General Motors y la empresa de autopartes Magna llegaron a un acuerdo sobre el futuro de Opel. Una reunión en la Cancillería alemana, estudia en detalle la propuesta de Magna.

default

Negociaciones nocturnas en la Cancillería alemana.

La situación de Opel podría encontrar una solución de último minuto. Desde las 18:00 horas, hora local de Berlín, comenzaron en la Cancillería alemana las deliberaciones en torno a un nuevo concepto de inversión presentado por Magna. En las conversaciones participan representantes del gobierno alemán, los jefes de Gobierno de los tres estados en donde Opel cuenta con plantas de producción -Hessen (planta de Rüsselsheim), Turingia (fábrica de Eisenach) y Renania del Norte Westfalia (plantas de Bochum y Kaiserslautern). No se sabía con precisión si se encontraban presentes los representantes de Magna, de la matriz General Motors y del gobierno estadounidense.

Según la cadena de televisión alemana ZDF, el gobierno federal y los jefes de gobierno de los Länder afectados querían evaluar el resultado de las negociaciones hasta el momento y definir el camino a seguir. No se sabe si los inversionistas y representantes del gobierno estadounidense se sumarían posteriormente a las deliberaciones.

Opel Krisengespräch Guttenberg Koch Steinbrück

De derecha a izquierda: el ministro de Finanzas alemán, Peer Steinbrueck, el titular de Economía, Karl-Theodor zu Guttenberg y el jefe de gobierno de Hesse, Roland Koch.

GM pide 300 millones sorpresivamente

El gobierno alemán no está dispuesto a rescatar a Opel a cualquier precio. “No se le puede explicar eso a los contribuyentes”, dijo el portavoz del gobierno Thomas Steg, en una conferencia de prensa previa, aludiendo a que Berlín no está dispuesto a cubrir los 300 millones de euros que pide General Motors con urgencia. “Berlín está dispuesto a tomar una decisión conjunta en todo momento”, dijo Steg, aludiendo al caso de que las negociaciones se prolonguen más allá del viernes.

El ministro presidente de Renania del Norte Westfalia, el cristianodemócrata Jürgen Rüttgers, declaró que espera una solución pronto. Rüttgers se quejó sobre la manera como General Motors se ha comportado en las negociaciones, calificándola de “inaceptable”.

Deutschland Wirtschaft Auto Opel Fiat Symbolbild

El grupo italiano Fiat no continuo en las negociaciones.

Fiat rehusó mejorar su propuesta

Previamente el fabricante italiano Fiat, afirmó que no participaría en el segundo encuentro en la cancillería. Aunque el grupo sigue teniendo interés en Opel, rehusó hacer una mejora a su propuesta, argumentando que desde el punto de vista financiero sería inadecuado hacer mayores concesiones. El anuncio de Fiat no fue sorpresivo, pues ya no participó en posteriores conversaciones con el ministerio de Finanzas estadounidense, según Steg.

En una entrevista concedida al semanario alemán Der Spiegel, la canciller alemana Angela Merkel dijo haber exhortado al gobierno de Barack Obama a estrechar la cooperación. “Berlín hace todo lo posible por evitar la insolvencia”, dijo, al tiempo que descartó una inversión directa con fondos públicos. El gobierno de Berlín está dispuesto a otorgar garantías de crédito de un monto total de 1.500 millones de euros.

Institutos alemanes de investigación económica, así como la Confederación de la Industria Alemana (DIHK), critican el plan de rescate con ayudas estatales. El presidente del Instituto Ifo de Múnich, Hans Werner Sinn, así como el presidente del Instituto de Investigación alemán, (DIW), Klaus Zimmermann, se expresaron a favor de un proceso de insolvencia.

Arbeiter im Opelwerk Eisenach

En Eisenach, Turingia, se fabrica el modelo Corsa.

Magma: el favorito

Por su parte el titular del ministerio del Trabajo, el socialdemócrata Olaf Scholz se manifestó en una entrevista al diario Berliner Zeitung, a favor de la propuesta de Magna. “Entiende del negocio automotriz”, dijo y tiene posturas financieras claras. "El gobierno alemán espera que General Motors juegue un papel constructivo para concluir con éxito las negociaciones", dijo. El grupo estadounidense anunció sorpresivamente que Opel requiere una ayuda financiera de 300 millones de euros. El gobierno alemán declinó proporcionar dicha suma.

Con una producción de unos 25 000 automóviles al año Opel es el cuarto fabricante automotriz alemán, después de Volkswagen, Mercedes y BMW. Adam Opel GmbH, con sede en Rüsselsheim, Hessen, es filial de General Motors desde hace 80 años, la tecnología de ambos es aplicada en la producción en numerosas fábricas en Europa.

EU/ dpa/ZDF/Spiegel/BZ

Edición: Eva Usi

DW recomienda