1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

"General Motors pertenece al pasado"

Los esfuerzos para salvar a la empresa Opel y la importancia de las negociaciones con la matriz estadounidense General Motors ocupan a los editorialistas de la prensa alemana y europea.

default

"No dejen morir a Opel"

Frankfurter Rundschau comenta: “Los empleados de Opel habrán podido, de momento, respirar aliviados. Un gran impedimento para la salvación de su empresa ha sido quitado del camino. La matriz ha abierto el camino para separarse del negocio europeo. Está bien así y la decisión llega justo a tiempo, antes de que GM busque amparo en las condiciones especiales del Derecho estadounidense. Sin esta decisión, el camino hacia una sociedad anónima europea habría sido mucho más difícil, por no decir imposible”.

Der Standard de Viena opina: “GM está de facto bajo control estatal, por eso el corte del cordón umbilical ha salido bien. Una gerencia de GM de la vieja escuela no hubiese permitido que la hija europea abandonase así, tan fácilmente, la casa. Las causas de las dificultades de Opel han radicado, en los últimos 15 años, en el desvío de las ganancias hacia Detroit así como en los espeluznantes errores de cálculo del mercado que cometió la gerencia estadounidense –como por ejemplo dejar pasar el boom del diesel en los años 90. Passé, es decir, pertenece al pasado. Los de Rüsselheim han probado que pueden construir automóviles técnicamente relevantes y apreciados por los compradores europeos – si se les deja el camino libre. Una señal clara para todo posible nuevo dueño”.

Information de Copenhague analiza: „El presidente Barack Obama recibió durante la campaña electoral mucho apoyo del sindicato automotor UAW. Hay que considerar también que incluso políticos especialmente valientes, como la canciller alemana Angela Merkel, no pueden atreverse a mandar a la calle a cientos de miles de trabajadores y a perder otros tantos cientos de miles puestos de trabajo en las empresas proveedoras (…) Desde el punto de vista de los clientes y desde la óptica medioambientalista, que el Estado tomara las riendas de General Motors podría significar el comienzo de una política industrial nacional orientada no sólo a las altas ganancias trimestrales para los accionistas. Obama ha anunciado ya, que General Motors y Chrysler podrían fabricar automóviles más pequeños de bajo consumo”.

Autor: MB/dpa
Editora: Emilia Rojas