Xenófobos holandeses superan a coalición de gobierno en sondeos | Europa | DW | 21.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Xenófobos holandeses superan a coalición de gobierno en sondeos

El xenófobo Partido por la Libertad (PVV), liderado por Geert Wilders, supera en intención de voto a las dos fuerzas que forman la coalición gobernante, la liberal VVD y los laboristas del PvdA, tras la crisis de gabinete vivida en el país esta semana, según una encuesta divulgada este domingo (21.12.2014).

El sondeo -publicado por el principal rotativo del país, De Telegraaf- señala que, si se celebrasen ahora elecciones, el partido de Wilders lograría dos asientos más que los liberales y los laboristas juntos. Las dos fuerzas que integran el Gobierno que encabeza el liberal Mark Rutte sufren un desgaste, acrecentado en la última semana por la crisis que ha amenazado con romper la coalición.

El Ejecutivo de Rutte corrió peligro después de que tres senadores laboristas votasen en contra de un proyecto de ley sobre la reforma de los seguros de salud, un conflicto que incluso obligó al primer ministro a cancelar su asistencia a la cumbre de líderes de la Unión Europea del jueves pasado en Bruselas.

Wilders será de nuevo juzgado por “incitar al odio”, después de arremeter contra los marroquíes el pasado mes de marzo durante las elecciones municipales, en unas declaraciones que causaron un escándalo incluso entre sus propias filas, pese a ser su tono habitual, de tendencia antimusulmana y racista. El líder del PVV es uno de los políticos más populares de Holanda, a pesar de protagonizar numerosas polémicas en los últimos años, principalmente por su discurso contra la inmigración y el islam.

En 2011, Wilders fue absuelto en un proceso en el que estuvo acusado de incitación al odio y discriminación contra los musulmanes. Su partido provocó en 2012 la caída del primer gobierno de Rutte, al retirarle su apoyo por sus desavenencias sobre los ajustes económicos y, posteriormente, fue castigado por los electores con la pérdida de nueve escaños. (EFE)

ADVERTISEMENT