Vuelve a funcionar internet en Siria | El Mundo | DW | 08.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Vuelve a funcionar internet en Siria

El corte del servicio duró cerca de 20 horas. Atribuye el gobierno la suspensión a ''fallo de los cables de fibra óptica''.

Las conexiones de internet volvieron a funcionar hoy en Siria después de un corte de casi 20 horas, mientras que el acuerdo alcanzado la víspera entre Estados Unidos y Rusia para celebrar una conferencia internacional fue recibido con entusiasmo por la oposición y la comunidad internacional.

El proveedor de internet OpenDNS volvió a lograr conexión con los servidores en Siria en la tarde de hoy. Desde el martes por la noche estaban cortadas las líneas telefónicas y de Internet en el país, según revelaron organizaciones de derechos humanos y activistas, que utilizaron líneas satelitales para comunicarse.

El tráfico entre Siria y los servidores de Google se cortó en torno a las 21:00 GMT del martes, según la empresa de seguimiento de la red con sede en Estados Unidos Umbrella Security Labs. Tampoco estaban en la red los medios estatales sirios.

La radio estatal informó que el corte se debió a un "fallo técnico en los cables de fibra óptica" que fue reparado.

La oposición afirmó que no se trataba de un problema técnico, porque ya anteriormente el gobierno había cortado el acceso a internet en algunas zonas antes de importantes batallas, para perjudicar las comunicaciones entre los rebeldes e impedir que llegue al exterior información sobre lo que ocurre.

El último corte de este tipo duró casi tres días, desde el 29 de noviembre pasado, según Umbrella Security.

Beneplácito internacional

Esta vez se produce pocos días después de un ataque israelí y en medio de las acusaciones mutuas de que las partes en conflicto están usando armas químicas.

En tanto, el enviado especial de la ONU para Siria, Lakhdar Brahimi, elogió hoy el acercamiento logrado entre Estados Unidos y Rusia, que calificó de un hito de cara a la solución del conflicto.

"Esta es la noticia más esperanzadora en mucho tiempo en relación con este desdichado país", aseguró Brahimi en el marco de una reunión de la organización de líderes globales The Elders en Dublín. Además consideró que la declaraciones dadas en Moscú representan un avance muy importante. "Sin embargo hasta ahora no son más que un primer paso", indicó en un comunicado, dado a conocer por la Liga Árabe.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y su homólogo ruso, Serguei Lavrov, acordaron el martes convocar este mes a una conferencia internacional sobre Siria en la que deberían participar representantes de la oposición y del régimen del presidente Bashar al Assad.

La oposición siria también saludó la convocatoria. "Agradecemos todos los esfuerzos internacionales que buscan una solución política, sobre todo cuando estos esfuerzos tienen como objetivo las aspiraciones del pueblo sirio y su esperanza de un Estado democrático. Este proceso debe comenzar con la dimisión de Bashar al Assad y la cúpula de su régimen", indicó hoy la Coalición Nacional Siria en un comunicado.

La canciller alemana, Angela Merkel, aseguró por su parte que tiene grandes esperanzas en la iniciativa presentada conjuntamente por Estados Unidos y Rusia.

"Es una señal esperanzadora que Estados Unidos y Rusia propongan en conjunto esta conferencia", dijo Merkel hoy tras reunirse con el presidente de Nigeria, Mahamadou Issoufou, en Berlín.

¿Dónde están los ''cascos azules''?

Entre tanto, en Siria los rebeldes aseguraron haber recuperado el control de una localidad clave para que une Damasco con la ciudad de Daraa, en el sur del país.

El pueblo de Khirbet Ghazaleh está ubicado estratégicamente en la ronda que conduce de la capital a la frontera jordana y los analistas estiman que su captura le permitiría al régimen reabastecer a sus fuerzas en Daraa.

De todas formas, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos dijo que continuaban los combates entre los rebeldes y los militares.

Previamente, Filipinas pidió a la ONU que trabaje por la liberación de cuatro efectivos de mantenimiento de paz de esa nacionalidad que fueron secuestrados por rebeldes sirios en los Altos del Golán, ocupados por Israel.

El conflicto sirio comenzó con manifestaciones pacíficas en marzo de 2011 y derivó rápidamente en una guerra civil, que ya ha dejado al menos 70.000 muertos, según estiman las Naciones Unidas.

EL(dpa, afp, reuters)

DW recomienda

ADVERTISEMENT