Virólogos alemanes también combaten la pandemia de coronavirus en América Latina | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 10.06.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Virólogos alemanes también combaten la pandemia de coronavirus en América Latina

Una misión de cooperación alemana llevó tests de coronavirus a Colombia y ayudó a desarrollar una estrategia local para afrontar la pandemia. La siguiente parada: Ecuador.

El médico alemán Christian Popescu, durante una reunión con profesional sanitario en Bogotá

El médico alemán Christian Popescu, durante una reunión con profesional sanitario en Bogotá

Frente al nacionalismo pandémico, cooperación científica. Ese podría ser el lema del trabajo de los equipos de virólogos alemanes que asisten a otros países del mundo en la lucha contra la pandemia del nuevo coronavirus. Una cooperación que en las pasadas semanas tuvo como escenario Colombia, demostrando que la colaboración entre gobiernos y científicos juega en interés de todos.

La misión alemana trajo consigo 80.000 tests de detección de la COVID-19 que, de acuerdo con las autoridades colombianas, se emplearán prioritariamente en los departamentos y zonas fronterizas con mayor necesidad. De estos kits, 20.000 están destinados únicamente al departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela.

Kolumbien Deutsche COVID-19 Tests

La vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, así como la canciller y el ministro de Salud colombianos, estuvieron presentes en el acto de entrega de los kits diagnósticos enviados por Alemania

Christian Popescu, médico de profesión y técnico de la Agencia Alemana de Cooperación Internacional (GIZ, por sus siglas en alemán) fue uno de los integrantes de la misión de virólogos del hospital universitario Charité de Berlín que estuvo hace unos días en Colombia. De vuelta en Alemania, Popescu cuenta a DW que, además de traer las pruebas de detección, se organizaron intercambios científicos entre el Instituto Nacional de Salud en Bogotá y el Charité sobre diferentes aspectos del diagnóstico del coronavirus, varias formas de detectar los anticuerpos y las metodologías de PCR.

"Intercambiamos prácticas, ideas, experiencias. Fue una conversación muy fructífera para ambas partes, el Charité y nuestros socios colombianos”, afirma Popescu, que no duda en calificar la oportunidad como un "aprendizaje entre iguales”.

Los especialistas alemanes visitaron Norte de Santander, una región fronteriza especialmente afectada por la pandemia como consecuencia de los movimientos migratorios con la vecina Venezuela. "Visitamos tres laboratorios en la ciudad de Cúcuta para evaluar su situación, ya que hasta ahora no han tenido suficiente capacidad de hacer pruebas”, explica Popescu. La única alternativa era enviar las muestras de los pacientes o sospechosos de estar infectados con el coronavirus a la capital y esperar varios días a que llegasen los resultados.

Por eso, explica el alemán, "hemos apoyado al gobierno local en desarrollar una estrategia para alcanzar cuanto antes el punto en el que puedan hacer las pruebas necesarias”. Una estrategia que, tras la partida de los médicos del Charité, las autoridades locales ya han puesto en funcionamiento.

Desafíos

Precisamente esta centralización de las capacidades diagnósticas es uno de los principales desafíos que identificaron los científicos alemanes en la lucha colombiana contra la COVID-19. Popescu se mostró "impresionado” de las buenas capacidades de hacer tests en Bogotá y el buen funcionamiento de los laboratorios capitalinos. No obstante, llama la atención sobre la necesidad de poder hacer pruebas en todo el país.

"Si vives en otras regiones lejanas y tienes síntomas, tienes que esperar hasta una semana a los resultados. ¿Qué haces durante ese tiempo? ¿Te quedas en cuarentena? ¿Dejas de trabajar?”, se pregunta Popescu. "Hay mucha incertidumbre, no solo para las personas, sino también para los gobiernos locales, que tienen que decidir qué medidas tomar”.

Kolumbien deutscher Arzt und GIZ-Spezialist Christian Popescu in Bogota

El médico alemán y oficial de la GIZ Christian Popescu

El oficial de la GIZ identifica otro desafío al que tienen que hacer frente Colombia y otros países latinoamericanos con estructuras socioeconómicas similares: "Muchas de las personas no están empleadas formalmente, sino que trabajan en la economía informal. La consecuencia es que no tienen baja por enfermedad, por ejemplo”, continúa Popescu. Según los cálculos de los economistas, la economía informal supone alrededor del 30 por ciento del PIB colombiano.

Además, los trabajadores del sector manual no tienen acceso al teletrabajo que se ha extendido otro tipo de actividades laborales. "Si se tienen que quedar en casa, no pueden trabajar. Y se vuelve complicado pagar el alojamiento o la comida”, advierte el alemán. El distanciamiento social es un lujo que muchos en Colombia no pueden permitirse.

Respuestas conjuntas para una pandemia global

En cualquier caso, estos desafíos muestran la importancia de encontrar vías conjuntas de actuación contra el virus y su propagación. "Esta es una pandemia global, por lo que cualquier investigación que hagan los colombianos será de igual utilidad para Alemania que la que los alemanes hagan para los colombianos”, subraya el médico Popescu. "Durante años, los expertos en salud pública de la Organización Mundial de la Salud han avisado de que los brotes de enfermedades infecciosas no entienden de fronteras y ahora vemos lo que esto significa en la práctica”.

Suscríbete a nuestro boletín especial sobre el coronavirus y pulsa aquí.

Precisamente por esto el Gobierno alemán, a través de la GIZ y en colaboración con el Instituto Robert Koch y el Instituto Bernhard Nocht de Medicina Tropical, seguirá llevando a cabo estas iniciativas de cooperación médica y científica con otros países de América Latina y el resto del mundo. Según pudo saber DW, ahora mismo otra misión de características similares se encuentra en Ecuador para contribuir a combatir la COVID-19 sobre el terreno. En los próximos meses la ciencia alemana podría aterrizar en otros países latinoamericanos si estos solicitan esta colaboración.

Para Popescu, el desarrollo de la pandemia del nuevo coronavirus pone en evidencia la necesidad de responder de forma coordinada. "Tenemos que trabajar juntos para poner fin a este brote, para encontrar conjuntamente una vacuna, para distribuirla justamente”, dice ya de vuelta en Bonn. Y concluye la entrevista subrayando la importancia de reforzar los sistemas de salud públicos de todos los países: "son la primera línea de defensa frente a cualquier brote”.

(jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda