Viaje de Felipe Calderón a Cuba pondrá fin a década de desencuentros | América Latina | DW | 10.04.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Viaje de Felipe Calderón a Cuba pondrá fin a década de desencuentros

El presidente de México, Felipe Calderón, se reúne con su homólogo Raúl Castro, en una visita a Cuba que terminará de normalizar los vínculos entre dos países aliados históricos, pero que se alejaron en la última década.

Mexican President Felipe Calderon participates in a joint news conference with President Barack Obama and Canadian Prime Minister Stephen Harper, not seen, Monday, April 2, 2012, in the Rose Garden of the White House in Washington. (AP Photo/Carolyn Kaster)

Felipe Calderon Pressekonferenz im Weißen Haus Washington

La importancia del primer viaje de Calderón a Cuba, cuando le quedan ocho meses para dejar el poder, es sobre todo simbólica: México, único país que latinoamericano que no rompió relaciones con el régimen cubano en 1962, quiere dar vuelta la página de los desencuentros.

"Realmente, el fondo está en la forma en esta visita. El simple hecho de que la haga antes del final de la administración es la señal de que hay paz entre los dos países", dijo a la agencia dpa el profesor-investigador en temas internacionales del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Jorge Schiavon.

Más que obtener resultados concretos, la visita "quiere atender a una audiencia nacional y mandar la señal de que se ha podido normalizar la relación", agregó el también presidente de la Asociación Mexicana de Estudios Internacionales.

El gobierno mexicano enunció como objetivos centrales profundizar el diálogo bilateral en asuntos comerciales y de inversión y dar continuidad a temas políticos, migratorios, petrolíferos, de derechos humanos y de integración regional.

La deuda comercial, entre los asuntos pendientes

Entre los asuntos pendientes está la deuda comercial de más de 410 millones de dólares que tiene Cuba con México desde la década de los 90 y que la isla no ha podido pagar pese a un acuerdo de reestructuración en 2008.

Según la revista "Proceso", negociadores de los dos países analizaban dos soluciones: una nueva restructuración o un esquema de intercambio de deuda por inversión, donde empresas mexicanas pagarían parte del adeudo a cambio de invertir en compañías de la isla.

Otro tema de la visita podría ser, según el diario "La Jornada", la contratación de lotes por parte de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) para la búsqueda de crudo en la zona económica exclusiva de Cuba en aguas del Golfo de México.

Calderón heredó de su antecesor, el también conservador Vicente Fox (2000-2006), una relación bilateral en crisis. La tónica de su gobierno ha sido tratar de evitar conflictos internacionales, pero también él tuvo algunos diferendos con el régimen cubano.

Con Fox hubo tensión por varias razones

Con Fox hubo tensión por varias razones. En 2001, México abandonó su voto tradicional a favor de Cuba en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra al abstenerse por primera vez. En los años siguientes votó en contra de la isla.

Además se produjo en 2002 el incidente del "comes y te vas", en el que Fox le pidió a Fidel Castro retirarse pronto, después de la comida, de la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Financiamiento al Desarrollo de Monterrey, donde también estaría el entonces presidente estadounidense George W. Bush.

Hubo otros conflictos y el gobierno de Fox terminó expulsando al embajador cubano y retiró a su embajadora de la isla en 2004, por casi tres meses.

Calderón buscó, desde el inicio de su mandato, volver las aguas de la relación a su cauce histórico, en el que se inscriben capítulos como la partida del yate "Granma" con los hermanos Castro desde México en 1956 para iniciar la revolución cubana.

No obstante, Calderón también tuvo algunos problemas. En abril de 2009 se desató la epidemia de gripe A (H1N1) y Cuba suspendió temporalmente los vuelos desde y hacia México, además de que Castro acusó a México de haber ocultado durante días el brote para no estropear una visita del presidente Barack Obama.

La visita de Calderón tiene lugar en la antesala de la Cumbre de las Américas, que se hará el 14 y 15 de abril en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias.

A la cita están invitados todos los países del continente menos Cuba, como siempre ha sido en estos encuentros. Sin embargo, ahora la exclusión de la isla ha causado más tensiones y el presidente de Ecuador, Rafael Correa, canceló su asistencia por la ausencia cubana.

"Ahora es un buen momento, estratégicamente hablando, para ir a Cuba, cuando Cuba no fue invitada al convite de todos los países de las Américas", dijo Schiavon. "En ese sentido se ve bien, aunque realmente no tiene ninguna relación real una cosa con la otra", consideró.

dpa

Editor: Pablo Kummetz