Uruguay: exreos de Guantánamo son derivados a hospitales | América Latina | DW | 07.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Uruguay: exreos de Guantánamo son derivados a hospitales

Se trata de cuatro sirios, un palestino y un tunecino que vivirán como refugiados en el país sudamericano.

Las seis personas que estaban prisioneras en la cárcel de Guantánamo desde 2002 sin ser juzgadas y que fueron enviadas a Uruguay, llegaron al país este domingo (07.12.2014), donde vivirán como refugiados. Apenas arribaron a Montevideo, cinco fueron derivados al Hospital Militar y el sexto a un hospital público del casco antiguo de la capital uruguaya, para una revisión médica de rutina.

Este el primer grupo que llega a un país sudamericano por iniciativa del presidente José Mujica, quien recordó esta semana en una carta abierta a su par estadounidense, Barack Obama, que Uruguay “formó parte de la vanguardia mundial en la creación de instrumentos internacionales para la paz”. Cuatro de los hombres son sirios, uno palestino y el otro tunecino, y sus edades van de 32 a 49 años.

“El gobierno de la República Oriental del Uruguay recibe a seis personas que se encontraban privadas de libertad en la cárcel de la Base Naval de Bahía de Guantánamo”, dijo la cancillería uruguaya en un comunicado. Los hombres fueron trasladados en un avión militar estadounidense, en el más reciente movimiento de ese país en su lento progreso hacia el cierre de esa instalación ubicada en territorio cubano.

EE.UU. agradece

Considerados de bajo riesgo, el Departamento de Defensa de Estados Unidos confirmó la transferencia esta madrugada de los sirios Adnan Anham, Ali Hussain Shaabaan, Omar Mahmoud Faraj y Jihad Diyab, el tunecino Abdul Bin Mohammed Abis Ourgy y el palestino Mohammed Tahanmatan. Todos están en el país en condición de refugiados, pero las autoridades estadounidenses declinaron confirmar si podrán viajar fuera de las fronteras uruguayas.

Antes, el presidente José Mujica había dicho que los refugiados podrían abandonar el país cuando quisieran. El enviado del Departamento de Estado de EE.UU. en Guantánamo, Clifford Sloan, dijo que su país está “muy agradecido por esta importante acción humanitaria” y recalcó que “el apoyo que estamos recibiendo de nuestros amigos y aliados es fundamental para lograr nuestro objetivo compartido de cerrar Guantánamo”. Con las liberaciones del domingo, la población penitenciaria en la cárcel se redujo a 136.

DZC (dpa, EFE, Reuters)