Unesco: cada cinco días muere un periodista asesinado | El Mundo | DW | 02.11.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Unesco: cada cinco días muere un periodista asesinado

En Latinoamérica y el Caribe fueron asesinados 51 reporteros entre 2014 y 2015. Muchos de estos crímenes quedan impunes.

Mexiko Protest gegen die Ermordung des Journalisten Ruben Espinosa (Reuters/H. Romero)

Protestas en Ciudad de México por la muerte del periodista Rubén Espinosa (02.08.2015)

Entre 2006 y 2015 murieron un total de 827 periodistas en el ejercicio de su profesión, según un informe publicado el miércoles (02.11.2016) por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación (Unesco).

Con motivo de la conmemoración del Día  Internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas, que se celebra este día 2 de noviembre, la Unesco confirmó que, sólo en 2015, 115 reporteros fallecieron mientras trabajaban y en un 8 por ciento de los casos sus muertes no fueron aclaradas.

En el informe, la organización de la ONU señala que cada cinco días un periodista es asesinado desempeñando su labor informativa. En este sentido, la agencia apunta que los informadores son víctimas de crímenes tales como secuestros, torturas e intimidaciones. Los que tienen más suerte sufren la confiscación de material fruto de sus investigaciones.

Guerras en Oriente Medio

A pesar de que en muchos países ha aumentado la disposición para castigar este tipo de delitos, el asesinato de periodistas se cierra a menudo sin consecuencias para los autores de los crímenes, señaló el reporte. Según datos de la Unesco, en los años 2014 y 2015 fueron asesinados un total de 213 reporteros por ejercer su trabajo. 78 de ellos perdieron la vida en países árabes. Las guerras que tienen en lugar en Siria, Irak, Yemen o Libia han convertido a Oriente Próximo en la región más peligrosa del mundo para ejercer el periodismo.

Ukraine Journalist Pawel Scheremet bei Explosion getötet (picture-alliance/AP Photo/S. Chuzavkov)

El periodista ucraniano Pavel Scheremet fue víctima de un atentado con coche bomba el pasado 20 de julio en Kiev.

Mientras, en Latinoamérica y el Caribe fueron asesinados 51 reporteros en el mismo período. En Asia y la región del Pacífico perdieron la vida 34 periodistas, en África un total de 27 y en Europa del Este y Centroeuropa 12. El alto número de víctimas registradas en el viejo continente se explica debido al atentado perpetrado en París contra la revista satírica Charlie Hebdo, que en enero de 2015 se cobró la vida de ocho de los miembros de su redacción.

La evolución de los medios de comunicación también influye en las cifras. A pesar de que en la última década la mayoría de personas asesinadas trabajaba para medios en papel, en 2014 y 2015 muchas de ellas informaban en canales de televisión. En 2015 también aumentaron los asesinatos de periodistas de medios online. De los 21 blogueros y reporteros de prensa digital que fallecieron el año pasado, la mitad lo hicieron en Siria.

Pero, el grupo de profesionales de la información más amenazado es, según la Unesco, el integrado por periodistas freelance, quienes a menudo trabajan sin contar con las medidas de protección adecuadas. En los últimos dos años, 40 periodistas freelance que trabajaban para medios online fueron asesinados.

JC (Unesco, dpa)

 

DW recomienda

ADVERTISEMENT