Un juicio histórico | La prensa opina | DW | 01.12.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

La prensa opina

Un juicio histórico

El sumario contra el presunto criminal nazi John Demjanjuk constituye una señal positiva para Alemania y para toda Europa, dice la prensa europea de este martes.

Primera audiencia del juicio en Múnich, contra John Demjanjuk.

Primera audiencia del juicio en Múnich, contra John Demjanjuk.

L'Union, de Francia: "Aunque el proceso contra John Demjanjuk sea llevado a sus últimas consecuencias, no arrojará mucha luz nueva sobre la masacre programada de Sobibor ni sobre los otros campos de exterminio. Un hombre de 89 años que ha escapado durante mucho tiempo a cualquier sanción, corre el riesgo de ser condenado a cárcel perpetua. El juicio nos lleva a conocer a un encargado de trabajos sucios que siempre estuvo debajo de otros. Tiene más significado llevar adelante la reflexión histórica de la Shoa que concentrarse en este fugitivo cínico y deplorable.”

Juicio sin venganza ni olvido

La Repubblica, de Italia: “Uno puede preguntarse qué clase de justicia puede aplicarse a un hombre gravemente enfermo de 89 años de edad. Con todo, en el juicio de Múnich no puede hablarse de una venganza por parte de las víctimas de los nazis, sino de evitar el olvido. El proceso contra John Demjanjuk no sólo es el último gran sumario contra criminales nazis,sino también contra todos los cómplices europeos de la Shoa. Se trata de una buena señal para Alemania y para Europa.”

El brazo y la espada

El Rzceczpospolita, de Polonia: “La fiscalía proporcionó evidencias de que Demjanjuk fue un verdugo frío y carente de escrúpulos. Pero no debemos olvidar quién lo convirtió en un torturador: fueron los hombres de Hitler, los que decidían sobre la vida y la muerte. Hace unos meses, el semanario Der Spiegel aprovechó la ocasión de la extradición de Demjanjuk a Estados Unidos para lanzar una tesis temeraria: el Holocausto, según la publicación, no hubiese sido posible sin la ayuda diligente de millones de europeos del Este. Es por ello que debemos recordar quién fue el arquitecto del Holocausto y quién conformó los escuadrones de la muerte a cambio de platos de sopa y vasos de vodka. Debe enjuiciarse duramente a Demjanjuk, que fue la espada, pero no debemos olvidar de quién fue el brazo que lo guió.”

Estado de derecho

El Leipziger Volkszeitung, de Leipzig: “La justicia alemana ha fallado en numerosas ocasiones cuando se trata de juzgar los crímenes del nacionalsocialismo. En la parte occidental, muchos de estos hechos permanecieron impunes. En el este, el antifascismo sirvió como ideología exterminadora de quienes se oponían al establecimiento de una dictadura comunista. El único mensaje que los tribunales muniqueses pueden enviar es que el estado de Derecho está lo suficientemente desarrollado en Alemania como para atenerse de manera estricta a las leyes. Si Demjanjuk es sentenciado o no, deberá depender de la carga de las evidencias, y no de la voluntad política.”

Editora: Cristina Papaleo

DW recomienda