UE: “leve” reestructuración de la deuda para Grecia | Europa | DW | 13.05.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

UE: “leve” reestructuración de la deuda para Grecia

Por ahora no parece factible un recorte de deuda para Grecia. Los ministros de Finanzas de la Unión Europea prefieren extender el tiempo del pago y reducir los intereses. Sigue la búsqueda de recetas contra la crisis.

default

Moneda de dos euros de Grecia.

El comisario de Economía de la Unión Europea, el finlandés Olli Rehn, dio algunas luces sobre la dirección en la que apuntan los salvadores de Grecia. Rehn dijo el pasado martes (10.05.2011) en Estrasburgo que a mediados de la próxima semana se tendrán las cifras sobre la mesa para poder tomar una decisión. Mientras tanto, el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Europea y del Banco Central Europeo examinan los libros contables en Atenas.

Lo que sí está claro, según Rehn, es que la carga de la deuda de Grecia es "significativa", pero rechazó cualquier especulación sobre una reestructuración de la deuda o sobre nuevos paquetes de rescate. Sin embargo, parece ser que los ministros de Finanzas de la UE buscarán extender los tiempos de los pagos de los créditos de siete años y medio a diez años. Los intereses actuales del cinco por ciento podrían ser reducidos también, con el fin de darle a Grecia más tiempo para sanear sus finanzas públicas y llevar a cabo las reformas económicas necesarias.

¿Segundo paquete de rescate a la vista?

Flash-Galerie Griechenland Protest Akropolis

En la Acrópolis, un grupo de personas protesta contra las medidas de austeridad adoptadas por el Gobierno griego.

Lo anterior por sí solo no será suficiente, opinan la mayoría de los economistas. A pesar de los recientes créditos de emergencia, los intereses van en aumento, ya que estos deben ser saldados por Grecia a los compradores de bonos del Estado. Debido a esto, la UE está preparando un nuevo paquete de rescate financiero para Grecia entre 40.000 y 60.000 millones de euros, adicionales a los 110.000 millones de euros acordados el año anterior, y que serán desembolsados hasta el 2012. La deuda pública griega sigue creciendo. Sólo hasta el 2013 se prevé un cambio de tendencia. Este año, la economía seguirá contrayéndose, pero para el 2012 se espera un ligero crecimiento.

¿Y los acreedores privados?

La UE podría intentar que los grandes acreedores privados también alarguen los tiempos de pago de sus créditos, o que renuncien parcialmente a las deudas. Esta reestructuración voluntaria de la deuda aumenta la posibilidad de que los bancos implicados reciban realmente algún día su dinero de vuelta. "Debido al alto compromiso de los bancos, se excluye por ahora una reestructuración básica de la deuda pública”, dijo el jefe del gran consorcio asegurador alemán Allianz.

En caso de un recorte de la deuda del 50 por ciento, los bancos alemanes, como el nacionalizado Hypo Real Estate y el Commerzbank también tendrían que amortizar cerca de 25 millones de euros, aseguró el economista Gustav Horn a la revista Stern. El economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), Jürgen Stark, dijo en varias entrevistas que una reesctructuración de la deuda no es la solución a los problemas de Grecia. Stark también dijo que quien mencione la reestructuración de la deuda también deberá mencionar las consecuencias para el sistema bancario, para el Banco Central Europeo, así como para el desempeño económico del Estado implicado. El mismo BCE tiene bonos del Estado griego por valor de 50.000 millones de euros, lo que en caso de una reestructuración le impicaría pérdidas significativas.

Rumores y más rumores

Flash-Galerie Griechenland Protest Akropolis

En la Acrópolis, un grupo de personas protesta contra las medidas de austeridad adoptadas por el Gobierno griego.

Klaus Regling, director del fondo de rescate europeo en Luxemburgo, agregó una nueva variante a esta encrucijada. En su opinión, los bancos que no están comprometidos con Grecia estarían propagando un severo recorte de la deuda, ya que con ello obtendrían amplias ganancias con las comisiones bancarias.


Por lo pronto, el próximo lunes 16 de mayo los ministros de Finanzas de la UE debatirán, pero aún no tomarán decisiones radicales, sobre el caso de Grecia, opina el secretario de Finanzas estatales alemán, Jörg Assmussen, en Berlín. Todavía no es claro si la carga de los nuevos paquetes de ayuda para Grecia será compartida por todos los miembros de la UE. En Alemania rondan muchos rumores en la coalición de Gobierno de la canciller Angela Merkel. Muchos políticos financieros de los partidos Liberal (FDP) y Conservador (CDU) ven peligros para el presupuesto estatal alemán.

En Finlandia fracasa actualmente la formación de un nuevo Gobierno por los paquetes de rescate de la UE. El partido populista de derechas “Auténticos Finlandeses” rechaza créditos de emergencia para Portugal, por ejemplo. El designado primer ministro conservador debe, por ello, buscar un nuevo socio de coalición, así como una nueva mayoría en el parlamento.

Paquete de ayuda para Portugal

El paquete de ayuda -que comprende 78.000 millones de euros acordados en créditos- para el excesivamente endeudado Portugal deberá ser aprobado el próximo martes (17.05) por los ministros de Finanzas de la UE. El país portugués ya no puede financiarse más del mercado de capitales privado. Dicho paquete de rescate fue negociado con el Gobierno interino de Lisboa. A comienzos de junio se elegirá un nuevo parlamento, que deberá implementar medidas severas de austeridad parecidas a las de Grecia.

Irlanda también quiere bajas tasas de interés

Klaus Regling 2005

Klaus Regling, director del fondo de rescate europeo en Luxemburgo.

En Irlanda, el tercero de los países en crisis, se vislumbra un poco de esperanza. Según los cálculos, en el 2012 la economía irlandesa crecerá dos por ciento más de lo previsto. A finales del 2011, Irlanda tuvo que pedir un paquete de rescate de 85.000 millones de euros de apoyo para sus agotados bancos. Luego del cambio de Gobierno en Dublín, el nuevo primer ministro, Enda Kenny, busca mejores condiciones para sus créditos de emergencia.

Kenny espera obtener los mismos términos y tasas de interés que aplicarán a Grecia. A cambio, la UE exige un aumento del extramadamente bajo impuesto empresarial en Irlanda, medida que es rechazada de forma rigurosa por el premier irlandés. Sobre este tema no se espera aún una pronta decisión en Bruselas.

Finlandia bloquea la ampliación del actual paquete de rescate de la UE de 280.000 a 440.000 millones de euros nominales. Para ello los Estados aportantes deberían hacerse cargo por unanimidad de fianzas y garantías. El partido “Auténticos Finlandeses” rechaza esta medida para Finlandia. La pregunta es ahora ¿cómo y cuándo se formará en Helsinki un Gobierno nuevo y capaz de negociar?

Autor: Bernd Riegert / Cristina Mendoza Weber

Editor: Enrique López

DW recomienda

Publicidad