UE: en materia de reformas, Macron acelera y Merkel pisa el freno | Europa | DW | 06.10.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

UE: en materia de reformas, Macron acelera y Merkel pisa el freno

El Gobierno de Macron en Francia ha promovido ambiciosas ideas para reformar Europa. En Alemania, sin embargo, no siempre le devuelven las llamadas.

Más de media página le dedicaba este jueves (04.10.2018) el diario Süddeutsche Zeitung, con sede en Múnich, a una entrevista con el ministro francés de Finanzas. Una imagen de Bruno Le Maire, con pose decidida y la mirada perdida en el horizonte acompañaba al texto. Su mensaje al Gobierno alemán era inequívoco: impuestos para las grandes empresas tecnológicas como Google o Facebook y el ansiado presupuesto para la eurozona… Es la hora de los proyectos estrella del jefe de Le Maire, Emmanuel Macron.

Lo primero, un elogio a Alemania

Le Maire comenzó su mensaje con un elogio a Alemania y apostó por el eje Berlín-París: "Francia necesita a Alemania y viceversa. En la política de defensa y climática ya vamos en la misma dirección. Esto también es válido para la política económica.

Pero, a continuación, el ministro de Finanzas formuló sus reflexiones: Francia ha pedido una y otra vez una actuación conjunta con Alemania en Europa, a menudo sin recibir respuesta alguna. "La población no nos va a perdonar más demoras en las tareas pendientes, ya sea en los gravámenes a los gigantes de internet, o cuando se trata de prepararse para la próxima crisis financiera de la zona euro. Urgen las decisiones. No podemos esperar más”.

Que el Gobierno alemán ha estado muy ocupado consigo mismo, sobre todo a raíz de las disputas internas en torno a la política de asilo y frente al auge del populismo derechista, es algo que entiende Le Maire. Pero precisamente la derecha populista es un argumento para tomar las riendas del asunto: "No tomar ninguna decisión es alimentar al populismo. Es mejor actuar rápido y hacer más tarde los retoques necesarios. Nada es peor que quedarse callado”.

Los Verdes: el Gobierno es "negligente”

También en Alemania algunos políticos de la oposición comparten esta opinión. Franziska Brantner, diputada de Los Verdes en el Bundestag, recuerda en entrevista con DW que la cumbre de la Unión Europea (UE) de junio también estaba pensaba para llegar a acuerdos sobre la cuestión de la eurozona y su dotación. Sin embargo, la canciller alemana, Angela Merkel, tuvo que centrarse en un acuerdo sobre la política de asilo para poder poner fin a la disputa con su ministro del Interior, Horst Seehofer, de la bávara CSU.

Bruno Le Maire

El ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, pide que Alemania apoye los planes de un presupuesto para la eurozona

Brantner cree que "Le Maire tiene razón cuando llama al Gobierno alemán a actuar. La cumbre de junio estaba prevista en realidad para la estabilización de la eurozona y  fue secuestrada por Seehofer. El Ejecutivo actúa de forma negligente y cobarde”.

Críticas también desde dentro

También representantes de los partidos que integran la gran coalición llaman la atención sobre esta aparente parálisis del Gobierno alemán. El diputado del SPD Jachim Post cree que "si Alemania, Francia y la Comisión Europea no trabajan de la mano e integran a otros países, al final no habrá progreso alguno”. El socialdemócrata defiende que "ya este año deberían establecerse los fundamentos de un presupuesto de inversión para la zona euro, así como para la construcción de un Fondo Monetario Europeo”.

Entrevistado por DW, el experto en defensa de la CDU Roderich Kiesewetter reconoce que "a la vista de la tensión política interna no se han podido hasta ahora impulsar proyectos exteriores y europeos con la fuerza necesaria”. Pero añade: "Confío en que la CDU y el SPD se puedan volver a concentrar en el trabajo. En lo que a la política de defensa se refiere, los diferentes planteamientos de Alemania y Francia tenemos que entenderlos como dos caras de una misma moneda”.

Berlín juega al escondite

La diferencia de planteamientos es sin duda una razón por la que Alemania aún no ha respondido con detalle a todas las ideas francesas. Un presupuesto propio para la eurozona supondría un gasto mayor, sobre todo para los alemanes. Y también en relación con el tema de los impuestos a los gigantes tecnológicos hay muchos críticos que advierten a los alemanes de no dar grandes pasos demasiado rápido.

Expertos como Josef Janning, de la oficina berlinesa del "European Council on Foreign Affairs”, evitan sin embargo meter todos los problemas en el cesto de la difícil situación política en Alemania: "También hay otros países reacios a la idea francesa de un presupuesto para la zona euro. Desde los neerlandeses y los fineses hasta los eslovacos o los austríacos”, dice a DW. "Y Berlín se esconde detrás de estos países, poniendo la difícil situación política interna como pretexto”.

Autor: Jens Thurau (EAL/MN)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda