UE, América Latina y el Caribe: juntos en el CLASI contra los traficantes de la muerte | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 04.03.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

UE, América Latina y el Caribe: juntos en el CLASI contra los traficantes de la muerte

Acaba de nacer el Consejo Latinoamericano de Seguridad Interior (CLASI). Su madrina es la Unión Europea. Son doce los países que unirán fuerzas contra el crimen transnacional. DW estuvo en la firma del acuerdo.

"Salvo marihuana, Argentina no produce drogas, pero la cocaína que se produce más al norte pasa por Argentina. Lo que vale 100 aquí, vale 3000 en Europa y Estados Unidos. El problema adicional es que el nivel de producción ha aumentado tanto que lo que no colocan en el mercado europeo y estadounidense se queda en la misma Argentina, a un precio ínfimo, porque no pueden negociarlo, ni mantenerlo en las manos, ni sacárselo de encima”, explica a DW Aníbal Fernández, ministro del Interior de Argentina.

Aníbal Fernández, ministro de Seguridad Pública de Argentina, primer presidente del CLASI

Aníbal Fernández, ministro de Seguridad Pública de Argentina, primer presidente del CLASI

En un encuentro en Bruselas, organizado por la Unión Europea en el marco del programa EL PAcCTO, siete ministros de América Latina y el Caribe firmaron el acta de nacimiento del Consejo Latinoamericano de Seguridad Interior (CLASI).

"Cuando los delitos son tan complejos y extracontinentales, no pueden combatirse pensando en un país solamente”, subraya el ministro Fernández, estrenando la presidencia del recién creado CLASI. "Éste va a permitir aunarnos para usar las redes de la UE y las que vayamos creando nosotros, según las peculiaridades de nuestros pueblos”, agrega.

Las redes europeas a las que refiere Aníbal Fernández están integradas en el "Comité Permanente de Cooperación Operativa en materia de Seguridad Interior” (COSI). Con este comité conformado por altos funcionarios de los ministerios de Interior y de Justicia de los Estados miembros de la UE colaboran las agencias EUROJUST (en lo judicial y penal), EUROPOL (policial), Frontex (seguridad de fronteras e inmigración) y CEPOL (formación policial).

"Este nuevo instrumento latinoamericano abre la posibilidad de que el diálogo ya no sea como hasta ahora bilateral, sino de región a región, entre bloques”, explica a DW Xavier Cousquer, director de EL PAcCTO (Programa de Asistencia contra el Crimen Transnacional Organizado). 

La creación del CLASI "es un punto de partida. Les corresponde a los latinoamericanos tomar decisiones políticas y aterrizarlas a nivel operativo. A la UE, como su madrina, le corresponde acompañar sus primeros pasos y garantizar que se pongan en marcha”, sigue Cousquer, quien ve con buenos ojos que a pocas horas de nacido se hayan acordado ámbitos concretos. ¿Cómo cuáles? "Una Task Force para operaciones conjuntas en narcotráfico: con las incautaciones del año pasado en Hamburgo y Amberes, y de este año en Amberes, sabemos que la cocaína proviene cada vez más de países del cono sur, de Paraguay en particular. Pero baja desde Perú y Bolivia por los ríos. Es una problemática que comparten la UE y América Latina y el Caribe”, subraya Cousquer.

Y aunque la balanza del CLASI está inclinada en este momento al narcotráfico, también la pornografía infantil, la trata y el tráfico de personas y los delitos medioambientales son problemáticas conjuntas a abordar. 

Peculiaridades fronterizas

A la problemática conjunta debe agregarse la particularidad de cada país.

Carlos Eduardo del Castillo, ministro de Gobierno de Bolivia

Carlos Eduardo del Castillo, ministro de Gobierno de Bolivia

"Por la ubicación geográfica de Bolivia y la cantidad de kilómetros de frontera con cinco países es imprescindible coordinarnos para evitar que grupos transnacionales cometan delitos al interior de nuestras fronteras y luego se refugien en segundos o terceros países. El CLASI va a ayudarnos a fortalecernos no solo contra el narcotráfico sino contra otros delitos conexos”, explicó a DW Carlos Eduardo del Castillo, ministro de Gobierno de Bolivia.

 "La ubicación estratégica que tiene República Dominicana en el mar Caribe, en los últimos años la ha hecho objeto de las redes de narcotráfico y de tráfico de seres humanos, con la penetración de armas irregulares de todo tipo y calibre”, explica a DW, por su parte, Jesús María Feliz, viceministro de Seguridad e Interior de República Dominicana.

Jesús María Feliz (derecha), viceministro de Seguridad e Interior

Jesús María Feliz (derecha), viceministro de Seguridad e Interior

"Las sofisticadas armas que acompañan los cargamentos de droga no regresan a Sudamérica de donde provienen, sino que se quedan en el país”, añade. Los 376 kilómetros de frontera que su país comparte con Haití son parte del problema: "En el sur anidan bandas criminales que tienen controlado el territorio haitiano. Operan también en República Dominicana”, explica el ministro, con la esperanza puesta en la valla "inteligente”, controlada satelitalmente, que va permitir controlar el flujo fronterizo.

Así, en busca de mismas respuestas a los mismos delitos, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, México, Panamá, Paraguay, Perú y República Dominicana aúnan fuerzas.

"Tengo ochenta ideas para comenzar el trabajo”, comenta Fernández a pocas horas de haber sido nombrado presidente del CLASI. Con respecto a las tareas inminentes en cuanto a narcotráfico, "nuestra tarea tiene que ser muy fuerte. Pero, en mi opinión no es sobre el producto, sino sobre el blanqueo de dinero ilícito” que se debe poner énfasis, comenta Fernandez y concluye: "Esa es la manera de atacar y desarmar a estos traficantes de la muerte”.

(er)

 

 

DW recomienda