Tusk rechaza pedido de Johnson para eliminar la ″salvaguarda″ irlandesa | Europa al día | DW | 20.08.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Tusk rechaza pedido de Johnson para eliminar la "salvaguarda" irlandesa

El primer ministro británico, Boris Johnson, pidió a los Veintisiete, oficialmente, un acuerdo sobre el "brexit" que no contemple la polémica "salvaguarda" irlandesa. Bruselas lo rechaza

Tusk rechaza misiva de Boris Johnson (foto). (Reuters TV)

Tusk rechaza misiva de Boris Johnson (foto).

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha pedido a la Unión Europea (UE) que prescinda de la salvaguarda irlandesa (o "backstop") tras el "brexit" por considerar ese mecanismo "inviable" y "antidemocrático".

En una misiva divulgada anoche, dirigida al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, el líder tory argumenta que el controvertido mecanismo, diseñado a fin de evitar una frontera física entre las dos Irlandas, podría socavar el proceso de paz en Irlanda del Norte.

Según Johnson, si se eliminara esa cláusula, sería posible que el Parlamento aprobara un acuerdo para el "brexit", que se ejecutará el próximo 31 de octubre de manera abrupta, a no ser que se realizan progresos en este sentido.

Sin "alternativa realista"

"La salvaguarda es un seguro para evitar una frontera dura en la isla de Irlanda, a menos que y hasta que se encuentre una alternativa. Aquellos que están en contra de la salvaguarda y que no proponen alternativas realistas apoyan de hecho el restablecimiento de una frontera. Incluso si no lo admiten", respondió el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, a través de su cuenta en Twitter.

Hasta la fecha, Bruselas ha mantenido que ese "backstop" ha de formar parte del acuerdo de salida y no puede cambiarse por su papel para mantener los acuerdos de paz firmados en el Úlster en 1998, que exigen que no haya una frontera entre la República de Irlanda y la región británica de Irlanda del Norte.

Johnson insiste en la citada carta en que esa herramienta podría ser reemplazada por alguna otra forma de compromiso, como algún arreglo aduanero alternativo durante el periodo de transición de dos años tras el "brexit", para tratar de evitar una frontera física.

El jefe del Ejecutivo cree que la salvaguarda, por la que Irlanda del Norte continuaría sujeta a algunas normas comunitarias del mercado único, es "inconsistente con la soberanía del Reino Unido" y considera que no podría formar parte de ningún acuerdo de salida.  Además, opina que podría "debilitar el delicado equilibrio" del acuerdo de Viernes Santo.

"Trabajar de manera constructiva con el Reino Unido"

"Tomamos nota" de la carta de Johnson, dijo la portavoz comunitaria Natasha Bertaud, en la rueda de prensa diaria de la Comisión. Y añadió que el Ejecutivo comunitario "comparte" la reacción de Tusk y que la carta británica "no facilita una solución legal operativa para evitar el restablecimiento de una frontera dura en la isla de Irlanda".

Según la misma portavoz, tampoco establece "qué otros acuerdos alternativos podrían darse y de hecho reconoce que no hay garantías de que esos acuerdos puedan estar en marcha a finales del periodo transitorio". No obstante, la portavoz subrayó que la Comisión está lista para "trabajar de manera constructiva con el Reino Unido".

Por su parte, fuentes europeas indicaron a Efe que "todavía no hay prevista una reunión bilateral" entre el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y Boris Johnson en la cumbre del G7 que tendrá lugar en Biarritz (Francia) del 24 al 26 de agosto, aunque precisaron que "el programa aún no es definitivo".

Tusk será en principio el único representante de la UE en esa cita, dado que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, se encuentra convaleciente tras haber sido operado de urgencia el pasado fin de semana de la vesícula biliar y no podrá viajar a Biarritz.

Johnson viajará este miércoles a Berlín, para encontrarse con la canciller alemana, Angela Merkel, y el jueves a París, para reunirse con el presidente francés, Emmanuel Macron, antes de la cumbre del G7.

rml (efe, dpa, ap)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube

DW recomienda