Turquía pide una zona de exclusión aérea en Siria | El Mundo | DW | 28.02.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Turquía pide una zona de exclusión aérea en Siria

Los bombardeos en represalia por la muerte de 33 soldados turcos matan a al menos 16 milicianos afines a Al Asad. La OTAN convoca una reunión de urgencia en respuesta a una solicitud de Turquía.

Türkei Hatay Verteidigungsminister Hulusi Akar während der Militäroperation in Idlib (picture-alliance/AA/A. Akdogan)

Hulusi Akar, ministro de Defensa turco, supervisa las operaciones de bombardeo en respuesta al ataque que mató a 33 soldados turcos.

Turquía pidió este viernes (28.02.2020) que la comunidad internacional imponga una zona de exclusión aérea en Siria para proteger a los miles de desplazados por los combates, horas después de la muerte de 33 soldados turcos en un bombardeo sirio en la región de Idlib, lo que ha elevado la tensión entre Rusia y Turquía –miembro de la OTAN– al máximo. El portavoz de la Presidencia turca Fahrettin Altun hizo esa demanda en una serie de mensajes en Twitter en los que calificó de "ilegítimo" al régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, y lo acusó de asesinar a "cientos de miles de sirios".

Altun apeló a la comunidad internacional para evitar "la repetición de genocidios pasados como los de Ruanda y Bosnia en Idlib" y agregó que Rusia e Irán, que respaldan a Asad, perderán "toda credibilidad" si no detienen las hostilidades en la región. "El régimen de Asad ha sido una amenaza para nuestra seguridad nacional, para la región y para Europa, ya que se ha comportado como una red criminal que se dedica al terrorismo contra su propia gente", sostuvo.

Al menos dieciséis milicianos afines al régimen sirio murieron en los bombardeos de represalia del ejército turco en la provincia de Idlib, que el propio Altun confirmó insistiendo en que son en "defensa propia".

Escalada de la tensión

Moscú señaló que la aviación rusa no participó en los bombardeos que causaron esas bajas, y añadió que los militares turcos heridos combatían junto a extremistas. "Los militares turcos que cayeron bajo el fuego de las tropas sirias el 27 de febrero combatían junto a grupos terroristas. Según los datos entregados por la parte turca al Centro de Reconciliación Ruso, en estas coordenadas no debía haber ninguna unidad del Ejército turco", añadió un comunicado ruso.

Istanbul - das russische Generalkonsulat in Istanbul (picture-alliance/M. Tödt)

Tensión diplomática: La embajada rusa en Estambul.

Rusia, de hecho, sostiene que logró que el Ejército sirio detuviese las acciones militares en Idlib tras recibir información sobre la muerte de varios soldados turcos, informó hoy el Ministerio de Defensa ruso. "Inmediatamente después de ser informados sobre las bajas de los militares turcos la parte rusa tomó las medidas necesarias para lograr un cese total del fuego por parte del Ejército sirio", señaló la entidad en un comunicado citado por la agencia Interfax. No obstante, envió dos fragatas de la Flota del Mar Negro equipadas con misiles de crucero Kalibr-NK al mar Mediterráneo, informó posteriormente a la prensa el portavoz oficial de la flota, Alexéi Rúlev.

Las alegaciones rusas han sido rechazadas por el gobierno turco: "Quiero subrayar que ningún grupo armado estaba cerca de nuestras unidades militares en el momento de este ataque", declaró el ministro de Defensa, Hulusi Akar, citado por la agencia pública Anadolu. Los temores de una conflagración bélica internacional han venido siendo expresados desde diversas autoridades. La última, el alto representante para política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, que alertó del "riesgo de caer en una gran confrontación militar internacional abierta" y llamó a la necesidad de "detener urgentemente" la escalación.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, anunció una reunión urgente el viernes de los embajadores de los 29 países miembros. La convocatoria de esta reunión responde a una demanda de Turquía, miembro de la OTAN, conforme al artículo 4 del tratado al que puede recurrir un aliado si considera que su integridad territorial, su independencia política o su seguridad están amenazadas, según un comunicado de la Alianza. Este artículo es diferente al artículo 5 del tratado de la OTAN que estipula que "un ataque armado contra uno o varios de sus miembros en Europa o en América del Norte debe ser considerado como un ataque contra todos".

Türkei Edirne Flüchtlinge auf dem Weg zur Grenze mit Griechenland (DHA/A. C. Zeray)

Refugiados en Turquía, camino a la frontera con Grecia.

Abrir las puertas a los refugiados

En un consejo extraordinario de seguridad presidido por el presidente turco Recep Tayyip Erdogan durante la noche del jueves al viernes, el gobierno del país decidió dejar de impedir que los migrantes que intentan llegar a Europa crucen su frontera. Ömer Çelik, portavoz del gubernamental partido islamista Justicia y Desarrollo (AKP), relacionó el cambio de actitud de Ankara con el ataque que sufrieron anoche las tropas turcas estacionadas en la zona de Idlib, en el noroeste de Siria, a resultas del cual han fallecido al menos 33 soldados.

"Como resultado del ataque, los (refugiados) que están en Turquía se dirigen hacia Europa, y los que se hallan en territorio sirio se dirigen a Turquía", dijo el portavoz poco después de la medianoche a la cadena CNNTürk. Según la prensa turca, grupos de migrantes se dirigían el viernes por la mañana en dirección a la frontera con Grecia, en el oeste de Turquía.

En el pasado, Turquía ha amenazado varias veces con "abrir las puertas" de Europa a los migrantes, una forma según los observadores de presionar a la Unión Europea (UE), aún traumatizada por la crisis migratoria de 2015.

lgc (efe/afp)
Última actualización a las 10:40 CET con las declaraciones del ministro turco de Defensa y de Josep Borrell.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda