Turquía llama a mantener negociación con UE para lograr adhesión | Europa | DW | 08.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Turquía llama a mantener negociación con UE para lograr adhesión

Ankara apuesta por el diálogo para ingresar definitivamente al bloque comunitario, en medio de diferentes posturas respecto al país de Erdogan.

Estland Tallinn - Ömer Celik - türkischer Europaminister (DW/B. Wesel )

Ömer Celik, ministro turco pata la UE que busca más diálogo.

Turquía dejó claro a la Unión Europea (UE) que no es momento de parar las negociaciones para su adhesión sino de intensificar el diálogo, insistiendo en su importancia estratégica para hacer frente al extremismo violento y a la oleada migratoria desde Oriente Medio.

"En cada punto en el que nos critican, estamos dispuestos a hablar y trabajar juntos", dijo el ministro turco para la UE, Ömer Celik, en una rueda de prensa al término de una reunión informal de los ministros de Exteriores comunitarios en Tallin, a la que fueron invitados los países candidatos a entrar en el bloque comunitario

Más información:

Libertad con cargos para segundo alemán detenido en Turquía

Turquía: Tenemos que dejarnos de juegos

Alemanes de origen turco votarán ignorando a Erdogan

Turquía se defendió así de las insistentes peticiones de Austria para que la UE abandone la negociación de su acceso ante la situación de los derechos humanos en el país, a las que se ha sumado esta semana la canciller alemana, Angela Merkel.

En lugar de ser blanco de las críticas, Celik pidió que su país mantenga más diálogo con la UE: "Vamos a abrir los capítulos 23 y 24 (de las negociaciones de ampliación de la UE con Ankara), para eso están", solicitó, en referencia a capítulos del protocolo de negociaciones de acceso que hacen referencia a las libertades, la justicia o la seguridad.

Y, en respuesta directa a Berlín, consideró que su postura "daña el prestigio de la UE" al haber llevado al ámbito comunitario un "problema bilateral", pero pidió a su vez poner fin al "círculo vicioso" en el que ha entrado la "situación incómoda" entre ambos países.

Mientras algunos representantes de la UE estiman que Turquía no debería entrar al bloque, como es la postura de Belgica y Suecia, hay opiniones más benevolentes con Ankara, como es el caso de Irlanda, Hungría y Reino Unido, desde donde el titular británico, Boris Johnson, pidió "reconocer que los turcos están atravesando momentos muy difíciles".

"Estamos todos preocupados por asegurarnos de que Turquía se mueva en la dirección adecuada", reconoció en cualquier caso, y destacó las preocupaciones de "todos los países europeos" por el trato a los derechos humanos o a la prensa. "Pero siempre he sido de la opinión de que no deberíamos apartar a Turquía. Es un gran país, estratégicamente importante para todos nosotros", concluyó Johnson.

Por su parte, el presidente turco, ya señaló que "hablar de suspensión de las negociaciones con Turquía es políticamente amoral”. Destacando que usar el tema de Turquía en los asuntos políticos europeos es muy preocupante.

MN (efe,ap)

DW recomienda

Publicidad