Tratado comercial UE-Ecuador: como muestra, una flor | América Latina | DW | 25.06.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Tratado comercial UE-Ecuador: como muestra, una flor

Sus vecinos firman esta semana acuerdos comerciales con la UE. Ecuador, (todavía) no. Representantes del sector exportador del país andino abogan en Bruselas por un tratado que evitaría que estuviesen en desventaja.

Ecuador no produce más cantidad por hectárea, sino más calidad, Exploflores

"Ecuador no produce más cantidad por hectárea, sino más calidad", Exploflores

A pocas horas de que la Unión Europea firme con Colombia y Perú un acuerdo de libre comercio, representantes del ramo exportador de Ecuador –país que hace cinco años estaba incluido en el inicio de las negociaciones- se pronuncian a favor de que el país andino suscriba también un acuerdo similar.

Como muestra, una flor

Tabacundo – una población cercana a Quito- era hace 20 años un pueblo de 320 personas. En 2012, el 80 por ciento de sus 14.000 habitantes tiene relación directa con la floricultura. “Es el único ramo que ha llevado a la gente de la ciudad al campo y no del campo a la ciudad”, informa Alejandro Martínez, presidente ejecutivo de Expoflores, defendiendo los 100.000 puestos de trabajo y a las cerca de 2.000 pequeñas y medianas empresas que pronto podrían ver afectado su acceso al mercado europeo.

Florecuador Expoflores Jardín Botánico Quito

De la muestra de Exploflores

“Por su ubicación geográfica, Ecuador no produce gran cantidad por hectárea, sino gran calidad. Sus rosas son altas, de capullo frondoso y se mantienen hasta tres semanas en florero, algo que los europeos aprecian mucho”, afirma el representante de los productores de flores.

Además, informa Martínez, “Ecuador ha desarrollado técnicas altamente orgánicas muy interesantes, en las cuales los desechos de huesos de ganado y la cascarilla de arroz entran en la cadena orgánica de la floricultura”. Y por si fuera poco, en el sector se ha tenido mucho cuidado de erradicar el trabajo infantil en la producción.

Sin acuerdo, con aranceles

Las bondades de la flor del país andino, al parecer, no son pocas. Pero, el tiempo apremia: la inminente firma de tratados comerciales no sólo de los vecinos sino también de los países centroamericanos y el efecto que tendría en Ecuador el cambio en el régimen arancelario con la UE hacen temer al sector exportador.

Bananos, atún, piñas, rosas, aceite de palma, manteca de cacao: la UE es el destino del 75 por ciento de la producción no petrolera ecuatoriana. “Representa un mercado que ha tomado 30 años ganar”, informa Felipe Ribadeneira, presidente ejecutivo de la Federación Ecuatoriana de Exportadores. Su sector ve con muy buenos ojos la firma del acuerdo pues pondría a su país en igualdad de condiciones para llegar mejor a los 27 mercados europeos.

Cabe resaltar que el trabajo se encuentra bastante avanzado: Quito no firmaría un acuerdo demasiado diferente a los otros países latinoamericanos, aunque en los anexos se pueda ahondar en temas y condiciones específicos. ¿De qué depende? “De la voluntad política”, responden los exportadores.

“Mejor no firmar”

“Creo que sería mejor que los países se negaran directamente a firmar acuerdos desequilibrados con la Unión Europea.”, dice a DW, por otra parte, Virginie De Romanet del Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo, organización internacional pro defensa de las garantías sociales y ecológicas.

Que el ramo exportador esté a favor de un acuerdo, “se debe quizá a que no dan cuenta de los que les va a pasar. Una vez que firmen esos acuerdos, el CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones) puede atacar a los gobiernos por imponer, por ejemplo, una ley de protección ecológica”, explica la especialista en economía y deuda del Tercer Mundo. Compras masivas de tierras e inundación del mercado local por empresas europeas forman también parte de los peligros.

¿El círculo virtuoso?

Como fuere, los representantes del ramo exportador ven en el tratado y los acuerdos previos que hay que firmar –como el de la Organización Mundial del Trabajo- suficientes garantías para que la ecuación exportadora sea beneficiosa para todos: más mercados, mayor producción, más trabajo, más inversión que respete las regulaciones del país, más ingresos por impuestos, mayores fondos para obra social.

Además, “en este momento en Ecuador ya hay mucha inversión europea en flores, la gran mayoría de los breeders de rosas provienen de Holanda y Alemania”. informa Martínez.

Felipe Ribadeneira, Vorsitzender Fedesxpor und Alejandro Martínez, Expoflores

Felipe Ribadeneira, presidente de Fedesxpor und Alejandro Martínez, presidente de Expoflores, invitados por Al-Invest

Con todo, según fuentes oficiales, “existen discrepancias evidentes en cuanto a las aspiraciones de Europa en el campo de las compras públicas y los servicios; éstas se contraponen a la política de desarrollo del país, expresa en la Constitución”. Y, aunque el análisis está en curso, informa la embajada de Ecuador en Bruselas, aún no se puede hablar de fechas.

Autora: Mirra Banchón
Editor: Enrique López

DW recomienda