Tras fuertes críticas de EE. UU., Rusia defiende el envío de armas a Siria | Europa | DW | 18.01.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Tras fuertes críticas de EE. UU., Rusia defiende el envío de armas a Siria

Tras las fuertes críticas de Estados Unidos, Rusia defendió hoy el envío de armas a Siria, a través de su ministro de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov: "No estamos infringiendo ningún acuerdo internacional", dijo ante la prensa en Moscú.

Rusia no tiene que disculparse ante nadie. Las sanciones de Occidente "no las podemos considerar legítimas, porque son medias de presión unilaterales que socavan los esfuerzos de paz colectivos", dijo Lavrov. A su vez criticó los envíos de armas a "extremistas" en

Siria.

Moscú, con poder de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU, es un estrecho socio de Damasco y suministrador de armas del país árabe.

Hace días surgieron informaciones sobre envíos de munición rusa. Lavrov acusó a los países occidentales de tener una doble moral en la crisis de Siria. "Exigen tachar una formulación en la resolución (presentada por Rusia ante la ONU), según la cual no hay nada que justifique el uso de la fuerza", dijo el ministro. "Sin embargo para nosotros la línea que no vamos cruzar es clara: no apoyaremos ninguna sanción unilateral", dijo a la vez que exigía que las medidas punitivas sean acordadas con Moscú y Pekín.

A su vez, Occidente está dejando de lado los "atentados terroristas" de los insurgentes. Rusia exige una resolución que condene tanto la violencia del gobierno del presidente Bashar al Assad como la de la oposición. Y Moscú no se va a mover de esta posición, dijo Lavrov.

El ministro ruso anunció también que su país no apoyará ningún ataque militar contra Siria. "Insistimos en una solución política", dijo. Además, el Consejo de Seguridad de la ONU no impondrá una zona de exclusión aérea sobre Siria, media que no tendría ningún sentido, porque a diferencia de Libia no se emplean aviones para atacar a los opositores, afirmó. Rusia permitió que se impusiera una zona de exclusión aérea en Libia con su abstención en el Consejo de Seguridad de la ONU.

dpa

Publicidad