Tormentas causan estragos en el Caribe y en Europa | Política | DW | 28.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Tormentas causan estragos en el Caribe y en Europa

En los últimos días, lo que el Caribe y Europa más tienen en común es el mal tiempo que los azota. 1.400 personas fueron evacuadas en Cuba a causa de las lluvias y en el Viejo Continente, “Christian” deja varios muertos.

Desde este domingo (27.10.2013), lo que Cuba y Alemania más tenían en común era el mal tiempo que las azotaba. En la Antilla Mayor, más de 1.400 personas fueron evacuadas y puestas a resguardo el fin de semana por la caída de intensas lluvias en la provincia central de Santa Clara, informó el diario oficial Granma. La gran mayoría de los afectados –1.354 personas– se refugió en las casas de sus familiares o vecinos y el resto fue trasladado a centros de acogida.

Mientras tanto, en el norte de Alemania, al menos tres personas murieron debido a la tormenta desatada por el paso del huracán "Christian", que ha causado estragos en los aeropuertos y las estaciones de trenes. Este lunes (28.10.2013), unos 1.300 pasajeros debieron permanecer dentro de los aviones tras aterrizar en Hamburgo. "Los capitanes decidieron que no abrirían las compuertas de las aeronaves porque no podían garantizar la seguridad de los pasajeros ", indicó un portavoz del aeropuerto local.

Parte de la fachada de un edificio en Gotinga se desprendió debido a los vientos huracanados, causando daños materiales adicionales.

Parte de la fachada de un edificio en Gotinga se desprendió debido a los vientos huracanados, causando daños materiales adicionales.

Temible tormenta

Asimismo, gran parte de los servicios de trenes debieron ser suspendidos. El Estado federado de Schleswig-Holstein interrumpió todo el servicio ferroviario regional, mientras que los tramos entre Berlín y grandes ciudades como Hamburgo o Hanóver sufrieron demoras a raíz de las fuertes ráfagas de viento. El huracán "Christian" alcanzó los 162 kilómetros por hora en la tarde del 28 de octubre. Se trata de la mayor tormenta de otoño registrada en años. "Afortunadamente, lo peor ya ha pasado", aseguró un meteorólogo del Servicio Nacional alemán de meteorología.

Las tres víctimas del huracán “Christian” en Alemania murieron al ser golpeadas por árboles desraizados. La inclemencia del tiempo le quitó la vida a por lo menos cuatro personas en Gran Bretaña. Y tanto en Francia como en los Países Bajos, las autoridades reportaron un muerto a causa de las tormentas.

ERC ( dpa / AFP )

DW recomienda

Publicidad