“Todo cantautor debe detenerse en la obra de Milanés” | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 22.11.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

“Todo cantautor debe detenerse en la obra de Milanés”

Dos periodistas especializados en música popular analizan para DW la obra del compositor cubano, valoran su influencia en la cultura latinoamericana y explican su relación con Silvio Rodríguez.

Pablo Milanés.

Pablo Milanés.

"Pablo Milanés es de esas figuras que te señalan el camino, que te muestran cómo hay que hacer las cosas si decides ser un cantautor”, dice a DW el periodista Marcelo Contreras, crítico musical del diario chileno La Tercera. "A diferencia de Silvio Rodríguez, que tiene un estilo más ‘poético', Milanés tomaba las palabras y las asumía de manera más frontal, pero no por eso menos cargada de poesía. Eso hizo que su repertorio romántico fuera más universal”, complementa el también especialista Mauricio Jürgensen.

Ambos reporteros, con años de experiencia en el mundo de la música, conversaron con DW sobre la importancia de Pablo Milanés para la cultura latinoamericana, y coinciden en la categoría de gigante que cabe conceder al cantautor y compositor cubano, fallecido este 22 de noviembre a los 79 años, tras luchar durante meses contra un cáncer.

"Estamos hablando de un autor equiparable con Silvio Rodríguez. La nueva trova es un movimiento musical irrepetible, una mezcla entre lo popular y lo culto muy compleja y muy bien lograda y que tuvo una trascendencia y un impacto no solo desde la perspectiva política”, dice Contreras, que destaca como un elemento central de la historia de Milanés su compromiso inicial con la revolución cubana y su posterior desencanto.

"No hace mucho reveló haber estado preso en campos de concentración a mediados de los sesenta en Cuba, y comenzó a tener una postura más bien disidente respecto al régimen”, recuerda. Jürgensen, autor de "Dulce Patria. Historias de la música chilena” y conductor televisivo y radial, complementa: "Una vez que fija residencia en Madrid para tratarse este cáncer que le quita la vida, empezó a tener una mirada distinta respecto de lo que pasaba en la isla. De hecho, apoyó las manifestaciones de 2021. Lo que uno puede observar es que fue un hombre que logró tener la valentía o la claridad para identificar lo que no estuvo bien respecto de algo que él consideró virtuoso durante muchos años”.

Artista diverso

"Musicalmente, Milanés es muy diverso, un campeón del romanticismo. También experimentó con otras formas musicales y, como otros artistas de la trova, incorpora también elementos del jazz”, explica Contreras, que destaca la labor del cantautor en el redescubrimiento de Compay Segundo -famoso años más tarde por Buena Vista Social Club- e incluso llevando bandas de rock a Cuba en los noventa. Jürgensen, en tanto, destaca que el compositor "estudió en el conservatorio, pero dado el momento histórico que le tocó vivir, entendió que debía dotar a su música de un contenido especial y maduró hasta convertir su canción en una expresión política, pero también romántica”.

Gabriel García Márquez junto a Pablo Milanés.

Gabriel García Márquez junto a Pablo Milanés.

"Todo cantautor que tenga alguna preocupación respecto del lenguaje, en algún minuto debe detenerse en la obra de Pablo Milanés, y esto puede pasar desde Ricardo Arjona, tan discutido y debatido, hasta un cantante chileno como Manuel García”, explica Contreras, que a la vez resalta el alcance transversal del cubano, admirado en toda Hispanoamérica pese a ser un artista muy identificado con la izquierda.

Jürgensen valora la influencia de la nueva trova cubana en Latinoamérica, a propósito de las dictaduras. "Milanés tenía una voz muy dotada y una sensibilidad muy especial, pero además en países como Chile o Argentina logra un arraigo muy fuerte porque se veía en él y en Silvio Rodríguez a cantantes que resistían lo que vivíamos en Sudamérica, donde muchas voces eran acalladas, muchos cantantes y artistas eran vetados. La música de Milanés, de Silvio, sirvió para sentir que no estábamos tan solos”.

Contreras, por su parte, recuerda que Rodríguez y Milanés tuvieron un vínculo que fue rompiéndose con los años. "Silvio describía una relación prácticamente de enamoramiento artístico de parte de ambos, y sin embargo la política los terminó distanciando, porque Pablo tuvo esta postura más crítica. Después tuvieron una relación de amor y odio, con Silvio escribiendo contra Pablo en un blog”. De cualquier manera, Milanés forma parte de una elite musical, explica el experto. "La nueva trova era gente súper docta, con una instrucción barroca, y Milanés a la vez era romántico, comprometido y con una voz absolutamente inconfundible. Es un artista complejo que tiene muchas vetas”.

(jov)

DW recomienda