Theresa May busca aliados para el “brexit” | Europa | DW | 02.08.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Theresa May busca aliados para el “brexit”

La nueva estrategia de Theresa May para el “brexit” es buscar respaldo en la UE para un acuerdo lo menos detallado posible, que resulte aceptable para los distintos bandos del Parlamento británico.

"El tiempo apremia". El encargado de la UE para las negociaciones del "brexit”, Michel Barnier, lo repite en cada oportunidad. La primera ministra británica, Theresa May, ha entendido el mensaje. Acortará sus vacaciones en Italia para reunirse con el presidente francés, Emmanuel Macron, en la Costa Azul.

Tras la pugna entre facciones de su propio gabinete, May reemplazó a su ministro del "brexit” y ahora quiere negociar con otros jefes de Gobierno europeos para lograr algún tipo de acuerdo sobre las relaciones de Gran Bretaña con la UE en el plazo fijado, es decir, hasta fines de octubre.

La nueva receta: un "fudge”

May ya conversó con la canciller alemana, Angela Merkel, en julio. Representantes del gobierno germano desmintieron este jueves en Berlín informaciones de periódicos británicos, según las cuales Alemania asumiría, entretant, una postura más "blanda” y aceptaría un documento ambiguamente formulado sobre las futuras relaciones entre Londres y la UE.  Pero los defensores del "brexit” confían en que la industria alemana del automóvil, estrechamente entrelazada con fábricas británicas, inducirá a Merkel a aceptar un acuerdo provechoso.

Barnier, por su parte, se reunió con el nuevo ministro británico del "brexit”, Dominic Raab, quien propaga la idea de su jefa de que hay que negociar un "fudge”. La palabra puede traducirse como "masa de caramelo”, pero también como "chapuza”. Con ello, los británicos se refieren a una formulación lo más vaga que sea factible, en cuanto a una posible unión aduanera y a sus futuras relaciones con la UE. Semejante declaración política habría de posibilitar a los partidarios de un "brexit” duro y a los defensores de uno blando, en el Parlamento británico, aprobar finalmente un acuerdo.

Las advertencias de Hunt

Jeremy Hunt (picture-alliance/Photoshot)

Jeremy Hunt.

El nuevo ministro de Relaciones Exteriores británico, Jeremy Hunt, viajó antes que su jefa a París y Viena para preparar el terreno. Hunt advirtió con más claridad que ningún otro miembro del gabinete de Londres, que podría llegar a producirse una salida británica de la UE el 29 de marzo de 2019, sin ningún tipo de tratado. "Existe el peligro real de un divorcio sangriento, que sería un verdadero error geoestratégico”, predijo Hunt, atribuyendo la responsabilidad de tal escenario a la UE. "No deben creer que pueden esperar simplemente a que Gran Bretaña ceda. Eso no sucederá”, afirmó Hunt, añadiendo una amenaza: "Si el "brexit” sale mal, por cada puesto de trabajo que pierda Gran Bretaña, también desaparecerán puestos de trabajo en Europa”.

En vista de la empantanada situación, en Bruselas se resolvió abordar el tema de las negociaciones del "brexit” en una cumbre planeada para el 20 de septiembre. Según círculos diplomáticos, ya está listo en un 80 por ciento el tratado propiamente tal, que debe regular los aspecto financieros, los derechos ciudadanos y la frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda, miembro de la UE. Pero el tratado en cuestión, según el artículo 50 de los Tratados de Lisboa, no puede ser aprobado sin una declaración sobre las futuras relaciones. Si eso no se logra, en el peor de los casos, no habría ya una fase de transición hasta fines de 2020. La consecuencia sería un "brexit” súper duro en marzo de 2019.

Bernd Riegert (ER/CP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Publicidad