Teletrabajo al mejor estilo zen: constructor japonés ofrece minioficinas para el hogar | Coronavirus | DW | 16.09.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Coronavirus

Teletrabajo al mejor estilo zen: constructor japonés ofrece minioficinas para el hogar

Una empresa japonesa ha ido un paso más allá al crear un espacio de trabajo totalmente independiente, diseñado para instalarse fuera del hogar familiar y en solo dos días.

Minimalismo japonés: el Hanare Zen.

Minimalismo japonés: el Hanare Zen.

Con un número cada vez mayor de personas que trabajan desde casa durante la pandemia, la demanda de espacios tranquilos que ofrezcan privacidad ha crecido considerablemente. No obstante, muchos se enfrentan a un simple problema: en casa no hay suficiente espacio. 

La empresa japonesa KI Star Real Estate identificó el problema e ideó una solución. El importante constructor de viviendas asiático empezó a comercializar desde el 6 de septiembre un minúsculo edificio para oficinas domésticas que puede construirse junto a las casas en solo dos días.

Este edificio independiente contiene una sala compacta que cuenta con un banco en un extremo diseñado para el teletrabajo.

Este edificio independiente contiene una sala compacta que cuenta con un banco en un extremo diseñado para el teletrabajo.

Nada mejor que un buen diseño simple y minimalista japonés

El llamado Hanare Zen –"hanare" significa "independiente" y "zenzen" significa "totalmente", además de hacer guiño a la palabra "zen", en referencia al budismo zen –es un edificio de 91 cm de ancho, 1,8 m de largo y 210 cm de altura equipado con tomas de corriente, un escritorio tipo mostrador y nada más. Simple.

Según la empresa, el Hanare Zen cuesta 547.800 yenes (4.250 euros) y está disponible, de momento, solo en Tokio y las prefecturas circundantes.

La estructura independiente está decorada con suelos y papel pintado de alta calidad, y cuenta con el mismo rendimiento de aislamiento térmico que una casa, gracias al uso de cristales dobles, que reducen los costes de energía.

La versión de estudio, con un precio más elevado, ofrece más espacio interior y características similares a las del hogar, como un banco de estudio, una ventana lateral y puertas correderas de cristal.

La versión de estudio, con un precio más elevado, ofrece más espacio interior y características similares a las del hogar, como un banco de estudio, una ventana lateral y puertas correderas de cristal.

"Reducir el tamaño y las características a solo lo necesario"

"Ya habíamos creado el edificio Hanare como una especie de espacio de almacenamiento, y con la situación de la pandemia, surgió la idea de desarrollar el Hanare Zen como espacio de trabajo", dijo a The Guardian Chisa Uchiyama, portavoz de KI Star Real Estate. "El uso de 'zen' en el nombre representa el concepto minimalista de reducir el tamaño y las características a solo lo necesario".

"Está pensado para las personas que tienen dificultades para encontrar un espacio cómodo para trabajar en su casa y no quieren estorbar a su familia", añadió Uchiyama.

La idea, aunque innovadora, puede no ser la solución para todos: según reporta el medio británico, 70 % de la población de Tokio vive en apartamentos, por lo que no podría utilizar una construcción como el Hanare Zen. 

 

Ver el video 02:42

Volver a la oficina, ¿sí o no?

DW recomienda